“No nos parece justo”, subraya, consciente de que la llegada de más inmundicia al Parque Tecnológico de Valdemingómez pone en riesgo el viejo anhelo ciudadano de cierre de su incineradora, así como los planes actuales de reducción de los malos olores que generan otras instalaciones del complejo.

“Al igual que en Alcalá hemos estado luchando por el cierre de nuestro vertedero, en Vallecas llevan años luchando por el cierre de la incineradora de Valdemingómez. Y ahora, resulta que el cierre del nuestro conlleva más basuras para ellos. Tendrán nuestro apoyo”, indica la FCAVAH en un comunicado en el que también lamentan que se haya llegado a esta situación por la “nefasta actuación de los políticos en la gestión de residuos”.

La federación comarcal solicita que se acelere la puesta en funcionamiento de la planta de Loeches en el marco de un “tratamiento distinto de los residuos, algo que no puede suponer “menos calidad de vida a los vecinos y vecinas de otros lugares. Lo que no queramos para nosotros no lo queramos para otros”, apostilla.

El comunicado de las asociaciones vecinales de Alcalá se produce después de una asamblea ciudadana que sus homólogas vallecanas organizaron el domingo pasado en el parque Lola Camarena en la que las y los presentes decidieron intensificar las movilizaciones contra la llegada de la basura de los municipios del Henares, un hecho que comenzó a producirse apenas unas horas después del anuncio realizado por el alcalde de la capital. La asamblea aprobó también apoyar la judicialización del conflicto que en estos momentos prepara la FRAVM y las asociaciones vecinales de Villa de Vallecas, así como otras iniciativas para extenderlo.

En este marco, la protesta vallecana por la “injusta y antidemocrática” decisión del Ayuntamiento de Madrid de asumir la basura del Henares se hizo muy visible en la celebración de las llamadas preuvas de Nochevieja del Pueblo de Vallecas del día 30 y en la San Silvestre vallecana del 31 de diciembre.

Por otro lado, las asociaciones vecinales PAU del Ensanche de Vallecas, La Unión UVA de Vallecas y La Colmena de Santa Eugenia, promotoras de la asamblea, difundieron el pasado 28 de diciembre un contundente comunicado que en apenas 24 horas consiguió 600 adhesiones. Puedes ver el listado de personas y entidades que ya se han sumado al texto en este enlace.

En su nota aseguran que van a “recurrir a la justicia” y van a seguir “en las calles, en las instituciones y donde sea” hasta conseguir que “esos residuos desaparezcan de Vallecas”. “Aquí no se rinde nadie”, sostienen, sabedoras de que cuentan con el apoyo de las gentes del distrito y de multitud de organizaciones y colectivos sociales, políticos, ecologistas y vecinales, la FRAVM entre ellos.

En su comunicado recuerdan también que “por dos veces, en diciembre de 2018 y octubre de 2019, el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Madrid se ha pronunciado en contra de admitir los residuos que ahora Almeida acepta con los brazos abiertos. Resulta inconcebible que en democracia un alcalde se sitúe por encima del bien y del mal y tome una decisión contraria a la adoptada por los representantes de la ciudadanía”, critican. “José Luis Martinez Almeida, Javier Rodríguez Palacios, Isabel Díaz Ayuso, Begoña Villacís, Paloma Martín, Borja Carabante y demás representantes públicos, desde hoy tenéis a Vallecas en frente y vais a saber, antes que después, que no aflojamos (..) Este es un barrio unido que, sin duda, conseguirá la solidaridad de todo Madrid y acabaremos forzándoos a dar marcha atrás”, aseguran las asociaciones vallecanas.

Comunicado de la la Federación Comarcal de Asociaciones Vecinales de Alcalá de Henares (FCAVAH) sobre el cierre del vertedero de Alcalá. 2 de enero de 2020.

Tras una cadena de sucesivos errores y despropósitos con noticias contradictorias, al fin el pasado día 27 de diciembre según declaraciones del alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la mancomunidad del Este a distintos medios, fue el último día en que entró basura en el vertedero de Alcalá, yendo a partir de ese día al vertedero de Valdemingómez

De esta forma se une nuestra alegría por un cierre por el que veníamos luchando los vecinos de Alcalá con nuestra preocupación y apoyo a los vecinos de Vallecas que llevan muchos años soportando el complejo vertedero de Valdemingómez, lugar a donde ahora irán a parar nuestros residuos. Y no nos parece justo. 

La nefasta actuación de los políticos en la gestión de residuos es la que nos ha traído hasta aquí. Si nos centramos en Alcalá, al colmarse el 4º vaso se procedió al inicio de un 5º vaso, sin licencia municipal para ello y con el beneplácito de las autoridades municipales y comunitarias en aquel momento.

En lugar de iniciar procesos medioambientalmente sostenibles y de economía circular, se continuó con un sistema agotado, pernicioso para la población y beneficioso para las empresas gestoras. 

Los que pagamos los platos rotos somos los vecinos y vecinas que vivimos próximos a estos vertidos y al NO tratamiento que se hace de ellos. Porque el mayor problema no es el olor, sino las partículas que, desplazadas por el aire, llegan hasta nuestros pulmones. Partículas que, según distintos estudios, son cancerígenas.  

Es imprescindible el inicio inmediato de políticas de gestión de residuos compatibles con la salud de la población. Esperamos que la planta que se construye en Loeches sea de estas características, algo que en este momento desconocemos. Pero es necesario que se acelere su puesta en funcionamiento y que, junto con un tratamiento distinto de los residuos y tendente al modelo de residuos 0, no suponga menos calidad de vida a los vecinos y vecinas de otros lugares. Lo que no queramos para nosotros no lo queramos para otros. 

Al igual que en Alcalá hemos estado luchando por el cierre de nuestro vertedero, en Vallecas llevan años luchando por el cierre de la incineradora de Valdemingómez. Y ahora, resulta que el cierre del nuestro conlleva más basuras para ellos. 

Tendrán nuestro apoyo.

Imagen: FCAVAH