El pasado día 29 de marzo, representantes de algunas de las asociaciones que, a lo largo de las últimas cinco semanas, han promovido las movilizaciones ciudadanas contra la instalación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en los barrios periféricos de la capital madrileña se dieron cita en la sede de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid. Los portavoces de las asociaciones de vecinos de Carabanchel Alto, La Unión de Hortaleza, Casco Antiguo de Carabanchel Bajo y La Flor (Fuencarral) y varios miembros de la Junta Directiva de la FRAVM se reunieron para valorar los próximos pasos a dar en la lucha contra la instalación de parquímetros en los barrios ubicados fuera del perímetro de la M-30. A pesar de la disparidad de posturas y propuestas de acción, hubo acuerdo en algunas reivindicaciones:

1. Retirada del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) y de los parquímetros de los barrios residenciales y de trabajadores de la periferia de Madrid. 2. Levantamiento de todos los cargos a las vecinas y vecinos expedientados por participar en las movilizaciones y actos de protesta de las últimas semanas.3. Moratoria de varios meses en la implantación del SER en otros barrios más céntricos donde se ha extendido también, realizando un estudio zona a zona con participación de vecinos, comerciantes, pequeños industriales y autónomos.4. Gestión pública municipal del SER y anulación de las concesiones privadas. 5. Políticas de inversión en equipamientos y servicios sociales que mejoren la calidad de vida de las vecinas y vecinos madrileños, en particular en las zonas que más necesidades acumulan. 6. Desarrollo de políticas eficaces y no engañosas que fomenten el uso del transporte público y no contaminante en la ciudad, para la defensa real del medio ambiente y la calidad de vida ciudadana. 7. Acabar con el autoritarismo en el ejercicio de la política municipal.