La reforma del eje comercial de Bravo Murillo, una de las actuaciones previstas en el Plan Especial de Inversiones de Tetuán 2004-2008 que el Ayuntamiento negoció con las asociaciones vecinales del distrito y la FRAVM, llega con retraso. Esta mañana, representantes del movimiento ciudadano han acudido a la presentación del proyecto. El Ayuntamiento de Madrid invertirá 8,2 millones de euros en renovar la calle Bravo Murillo. Las obras de acondicionamiento comenzarán en otoño y se prolongarán durante 18 meses con el objetivo de ganar más espacio para el peatón –ganarán 1.500 metros cuadrados-, eliminar barreras arquitectónicas e instalar puntos de alumbrado eficientes, entre otros.