A mediodía de hoy, 3 de abril, el contador de la campaña ciudadana marcaba 24.711 firmas recogidas, casi la mitad de las que son necesarias para que la ILP pueda ser debatida en la Asamblea de Madrid.

A tenor de lo vivido este fin de semana, esta primavera madrileña va a tener un color predominante: el verde de la PAH, el color de la esperanza para decenas de miles de familias que han sido víctimas de los abusos de los bancos, y que hoy viven entre la inquietud y el miedo porque el futuro de su casa es el desahucio. Uno de los lemas de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH) es “somos muchas y somos UNA” y, como una sola persona, este fin de semana las plataformas, los grupos de vivienda del 15M y las asociaciones vecinales salimos a la calle a llevar una buena noticia a nuestras vecinas: podemos hacer historia en nuestra comunidad, porque tenemos una ley nuestra de verdad, y entre todas vamos a sacarla adelante. Una ley que por fin convertirá en realidad nuestro derecho a una vivienda digna, y que acabará por fin con la pobreza energética. Una ley que dejará claro que los bancos deben respetarnos cuando somos sus clientes, y que tendrán que responder ante la justicia cuando abusen. Una ley que protegerá a los ciudadanos, por fin…

La Coordinadora de Vivienda de Madrid, que está conformada por las PAH y los grupos del 15M, la FRAVM y la Asociación Libre de Abogados (ALA) constituyen el colectivo promotor de la ILP. Recordemos que para que texto de su iniciativa pueda ser debatido para su aprobación en el parlamento regional, estamos obligados a reunir 50.000 firmas de residentes madrileños antes del próximo 26 de mayo.

“Buenos días, Madrid. Venimos a escribir la historia. Hoy comenzamos un camino de 50.000 pasos que nos llevan hasta la vivienda digna para todas y todos”. Eso dijimos en la Puerta del Sol el 11 de marzo, fecha en la que arrancó la campaña de recogida de firmas… han pasado solo tres semanas, y ya estamos en el ecuador de nuestro objetivo. ¡Gracias a todas! ¡SÍ SE PUEDE!