CEAV denunció el pasado mes de agosto el retraso intolerable existente para la expedición del DNI, que se situaba en casi 37 días de demora en las oficinas de media. En algunos casos como en Majadahonda, Sabadell, Sanlúcar de Barrameda o Puerto de la Cruz el retraso se prolongaba hasta los 63 días dando lugar, incluso, a la imposibilidad de solicitar cita para realizar este trámite. A día de hoy el retraso medio ha bajado a 19 días, pero aún quedan comisarías como las de Alcañiz o Chiclana de la Frontera (63 días), Miranda de Ebro (59 días) o provincias como Salamanca (53 días), Cádiz o Navarra (40 días) que mantienen unos retrasos inconcebibles.
Estos retrasos provocan que, ante la necesidad inminente del documento para viajar u otros motivos, los vecinos opten por acudir a otras localidades o provincias para realizar los trámites, lo que supone un trastorno y un gasto adicional. Además, cuando se acude el día de la cita no se están cumpliendo horarios, hasta el punto de que en muchos casos los ciudadanos tienen que esperar varias horas para ser atendidos, con las consecuentes molestias.

Por este motivo, la entidad asociativa vecinal solicitó una reunión urgente con el director general de la Policía para conocer las medidas y plazos previstos para paliar esta situación, que lleva arrastrándose desde hace meses sin ningún tipo de solución. Asimismo, se proponía la creación de una comisión de seguimiento para analizar el proceso.