El pasado lunes 20 de octubre de 2014, varios miembros de la Junta Directiva de Afuveva que distribuían libre y gratuitamente el periódico Vicálvaro Distrito 19 fueron emplazados por una pareja de agentes de la policía municipal para que cesaran en su actividad de distribuirlo en plena calle con la amenaza de apercibimiento y sanción por incumplimiento de la ordenanza municipal, en caso de seguir con la difusión libre de este medio de comunicación.

A pesar de las amenazas, los compañeros de Afuveva siguieron en su empeño hasta que los dos policías desistieron de su intento y se marcharon.

Esta actuación policial no puede ser calificada más que como un acto más, no es el primero ni el único, de intimidación dirigido a suprimir derechos básicos de la ciudadanía reconocidos por la propia Constitución.

Vicálvaro Distrito 19 es un periódico vecinal que se edita desde hace cerca de 20 años en el distrito de Vicálvaro. Es una herramienta de información y denuncia de los problemas que nos afectan. Es un medio de comunicación entre los vecinos y vecinas. A través de sus páginas se han difundido los problemas que nos han afectado como vecinos de Valdebernardo y de Vicálvaro desde el cierre de la avenida Daroca, hasta la reciente protesta contra el cierre de la boca de metro sur de Valdebernardo.

La actitud de la Policía Municipal intentando suprimir el derecho a la libertad de expresión y de difusión de prensa es intolerable, precisamente en un país donde todavía se recuerda que estos derechos eran sistemáticamente negados y reprimidos por el régimen franquista en un pasado reciente. Esta actitud nos devuelve a los viejos tiempos donde el ejercicio de libertades tan básicas como distribuir un periódico vecinal estaba prohibido y perseguido por el propio Estado franquista.

No podemos tolerar estos ataques a nuestros derechos que fueron conquistados por el esfuerzo y sacrificio de años y años de luchas contra la dictadura, para ver como ahora la Policía Municipal con cuaderno de multas en mano amenaza con sancionar.

¿Dónde queda la libertad de expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, escrito o cualquier otro medio de reproducción que reconoce el artículo 20 de la Constitución española, si la policía prohíbe la difusión de un simple periódico vecinal?

¿Dónde queda el derecho a comunicar y recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión que consagra el mismo precepto constitucional, si a las dificultades económicas y de todo tipo para mantener una publicación como Distrito 19 se une la prohibición de su difusión libre y pública? ¿Cómo se tiene que distribuir este periódico, clandestinamente, ocultándonos de la policía cada vez que pase?

Los abajo firmantes nos preguntamos sobre la base de qué fundamento legal se justifica este atropello del derecho a la libertad de expresión, qué norma permite este tipo de actuaciones policiales y quién da estas instrucciones a la Policía Municipal.

La asociación denuncia este comportamiento antidemocrático de quienes precisamente tendrían, ‘por oficio’, que ‘garantizar nuestros derechos’ y pide a todos las instancias, junta de distrito, partidos políticos, asociaciones vecinales y a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) que denuncien esta intolerable limitación de nuestros derechos democráticos.