Los portavoces de la Plataforma han señalado que, a pesar de que el sistema sanitario público madrileño ha sido, durante muchos años, una referencia, en la actualidad está siendo sometida a un progresivo abandono y marginación por parte del Gobierno de Esperanza Aguirre, lo que se traduce “en un progresivo deterioro organizativo y asistencial con gran falta de dotación y medios, abandonando actividades esenciales como la investigación, la promoción y educación para la salud o proyectos de trabajo con la comunidad, desmotivando a sus profesionales, disminuyendo la participación y el compromiso con los ciudadanos”.

Algunos de los problemas que, en opinión de los profesionales, resultan más acuciantes son:

– la masificación de los centros, con esperas de hasta 10 días para consulta y de semanas o meses para pruebas diagnosticas propias de Primaria como consecuencia, entre otros factores, de uno de los tristes record que ostenta la Comunidad de Madrid: la de ser la Comunidad Autónoma con más pacientes asignados a cada médico de Atención Primaria.

– la privatización progresiva de la sanidad a través de la externalización progresiva de personal y servicios (informática, seguridad, teleoperadoras, limpieza…). Como ejemplo, en este año se van a destinar 5 millones de euros para pagar a las empresas privadas unos reconocimientos escolares que carecen de base científica. Esta medida, en opinión de los portavoces de la Plataforma, “choca de frente con la propia Cartera de Servicios del personal de Atención Primaria firmada hace apenas unos días y que otorga a los médico la competencia de tres servicios relacionados con la infancia”.

– centralización y externalización de datos confidenciales que conlleva un enorme riesgo de pérdida de confidencialidad y posibles robos masivos de datos, mala utilización o accesos no autorizados, pérdidas o deterioro masivo de los mismos, como ya ha sucedido en múltiples ocasiones en otros lugares del estado y en el mismo Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), a pesar de las medidas de seguridad adoptadas. Los portavoces han señalado con preocupación que hay datos particularmente sensibles, como los datos personales de pacientes con VIH… muy “apetecibles para sociedades laborales, seguros, laboratorios…” .

– nueva zonificación y gerencia única. La publicación del proyecto de Gerencia única y la nueva zonificación diseñados por la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid puede hacer desparecer definitivamente a la Atención Primaria Madrileña.

– ausencia de Participación Profesional y Ciudadana. Ante esta situación y, tres meses después del éxito de convocatoria de la huelga de Atención Primaria celebrada el pasado día 10 de noviembre, la Plataforma pide a la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid la adopción de las siguientes medidas:

– incremento del presupuesto dedicado a la AP: un 20% de subida anual para duplicarlo en un plazo de 5 años.

– adecuar los objetivos de la de Atención Primaria a las necesidades de salud de la población integrando los objetivos de calidad, efectividad y cobertura y no solo el simple ahorro económico.

– establecer un límite máximo de agenda asistencial médica de 25 consultas al día con una media de 10 minutos por consulta y un máximo de dos visitas domiciliarias como media. Establecimiento de “cupos ponderados” en función de las demandas de salud de cada población.– dotar a los Equipos de Atención Primaria del número suficiente de personal de enfermería.

– garantizar un tiempo suficiente dentro del horario laboral para actividades de formación, docencia, investigación, prevención y trabajo comunitario a todos los estamentos.

– incremento retributivo acorde a nuestro PIB y que asegure salarios dignos en todos los estamentos.

– estructuración y organización de todas las sustituciones, asegurando un empleo de calidad y creando una bolsa de trabajo con contratos estables.

– aplicación de medidas de prevención de los riesgos laborales, asegurando un medio de trabajo que minimice las situaciones de sobrecarga crónica física y psíquica.

– implantación de la receta multiprescripción y desburocratización de las consultas.

– mejora de los sistemas informáticos actuales, que permitan un fácil y adecuado registro de los actos clínicos, siempre garantizando el derecho a la intimidad y a la confidencialidad y en todo caso encargando su gestión y administración dentro del propio servicio madrileño de Salud evitando cualquier forma de externalización o cesión de datos.

– reorientación, organización e impulso de las actuales áreas ádministrativas hacia su transformación en las necesarias Áreas de Atención al Ciudadano.

– dotación del número adecuado de auxiliares de enfermería en todos los centros de salud desarrollando su perfil profesional.

– paralización del modelo de rezonificación, basado exclusivamente en la adjudicación de áreas sanitarias a los nuevos hospitales y que olvida en su diseño la necesaria organización de la Atención Primaria y al numero de habitantes por área recomendado en la Ley general de Sanidad.

– replanteamiento del modelo sanitario madrileño, cuya deriva hacia la privatización es cada vez más evidente, e impulso y reforzamiento de los dispositivos sanitarios públicos a todos los niveles con dotación adecuada de presupuestos y medios.

– aumentar la capacidad resolutiva de los EAP incorporando la participación de los profesionales y de los ciudadanos en los ámbitos de decisión y gestión de los distintos niveles asistenciales

En la rueda de prensa de presentación del documento, los miembros de la Plataforma 10 Minutos han instado a la consejería de Sanidad para que de manera inmediata abra una mesa de trabajo con participación de todos los sectores implicados que aborde y dé respuestas convincentes a los problemas señalados y desarrolle un proyecto concreto que refuerce el modelo sanitario público y de calidad de la Atención Primaria de Salud acorde a sus características geográficas, socio-económicas y de salud y de esta manera evitar nuevas movilizaciones. Para reafirmar estas reivindicaciones la Plataforma hará entrega a la consejería de las 1.000 firmas de otros tantos médicos de familia de la Comunidad, dando inicio a “una campaña de difusión de nuestras reivindicaciones y recogida de firmas de apoyo de los usuarios, además de plantear la convocatoria de Huelga General en Atención Primaria para los días 10 de Abril y 10 de Mayo.