El domingo 13 de enero a las 12 de la mañana, profesionales y usuarios de la sanidad pública madrileña vuelven a sumar sus fuerzas para dar forma a la marea blanca que, con el lema ‘la sanidad pública no se vende, se defiende’, no ha dejado de azotar las calles de la capital con la firme determinación de frenar el proceso de privatización de los servicios públicos promovidos por el Gobierno de Ignacio González.

A pesar de las masivas y reiteradas muestras de rechazo de la ciudadanía y de los profesionales al paulatino desmantelamiento de la sanidad, el pasado mes de diciembre, el PP volvió a imponer su mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid aprobando los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2013 y la Ley de Acompañamiento que incluyen las polémicas medidas.

La FRAVM, en sintonía con las organizaciones convocantes de la manifestación, invitan a la ciudadanía a seguir movilizándose hasta conseguir revocarlas.