Ante informaciones publicadas en varios medios de comunicación, la Comisión Permanente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) quiere poner de manifiesto que, en ningún caso, la Junta Directiva de esta organización está de acuerdo con que la deuda pública municipal aumente, salvo que ésta sea destinada a las tan necesarias políticas sociales, escuelas infantiles, residencias, centros de salud, etc. y se opone a hipotecar las arcas públicas para construir grandes infraestructuras que aumentan el tráfico, la contaminación, la deshumanización de la vida madrileña y a engrosar las cuentas de beneficios de las grandes compañías adjudicatarias.

Quiere subrayar, asimismo, que se opone a cualquier subida actual de impuestos y tasas recordando que sólo justifica incrementos cuando tienen carácter progresivo, es decir, cuando gravan a los que más tienen.