De otra forma, se pondrían en peligro iniciativas tan valiosas como la Despensa de Apoyo Mutuo de Villalba, que reparte alimentos a más de cien personas cada semana (un tercio de ellas menores de edad), la Red de Apoyo Escolar Sierra Noroeste, la Asamblea de Vivienda o la llamada “tienda gratis”, que distribuye ropa, juguetes y material escolar. La Asociación Cultural La Barraca, que está integrada la FRAVM, también forma parte del Ateneo.

El pasado 11 de febrero este rico espacio recibió una orden de “cese de actividad” y “clausura” procedente del concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Iván Pizarro, en base “exclusivamente a un informe técnico-urbanístico redactado por un policía local” que destaca la existencia de “defectos de forma” en una comunicación del Ateneo al Consistorio que tenía como objetivo informar de sus actividades. Se trata de algo menor, que sucedió hace dos años y que el equipo jurídico del espacio comunitario trata de resolver en estos momentos.

El Ateneo cumple todos los requisitos legales para continuar sus actividades en el número 1 de la calle Pardo Santallana, donde se encuentra desde hace años, y no es de recibo que el Ayuntamiento lo desaloje por algo tan pequeño. Su cierre puede afectar a cientos de personas que, en situación de vulnerabilidad social, en estos momentos reciben ayuda de alguno de sus proyectos, en forma de alimentos y productos de primera necesidad, ropa, juguetes, apoyo escolar o asesoramiento jurídico

Además, supondría la desaparición de un importante nodo cultural y de participación ciudadana, uno de los pocos espacios de estas características en esa zona de la comunidad autónoma.

Por ello, la FRAVM, que se ha sumado a la campaña “El Ateneo es vida”, solicita al Ayuntamiento que no lleve a efecto su clausura y apoye su mantenimiento y desarrollo ya que representa un espacio importante para, precisamente, la vida cultural y social no solo de la localidad, sino de toda la Sierra.