El movimiento vecinal tiene como objetivos de la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía, la extensión del marco de derechos y libertades y la profundización de la democracia hacia un modelo participativo. Para el movimiento vecinal es urgente que la democracia se regenere y se extienda a todos los terrenos de la vida: el social, el económico, el cultural, el político… y a todos los niveles: desde la base social de nuestros barrios y municipios, hasta las más altas esferas del Estado. En este sentido, consideramos que mantener fuera de los mecanismos de elección democrática a la figura del jefe del Estado es una reminiscencia del pasado insostenible. Entendemos que se abre una oportunidad para avanzar en la democratización de las estructuras del Estado que no debemos dejar pasar y llamamos a la ciudadanía a hacer oír su voz participando en la concentración convocada para esta tarde a las 20.00 en la puerta del Sol. Vamos a exigir que sea tenida en cuenta la voz de la ciudadanía.