El acuerdo, que se presentó en el Centro Cultural Villa de Vallecas ante los responsables municipales de las Juntas de distrito beneficiarias y otros representantes de la FRAVM y de las entidades ciudadanas de la zona, “recoge reivindicaciones históricas de las asociaciones de vecinos y supondrá una mejora importante en la calidad de vida de los vecinos”, afirmó Murgui.

Los dos planes especiales a los que hace referencia el protocolo, además de aprobar nuevas dotaciones y equipamientos, incluyen iniciativas medioambientales, de movilidad, de fomento del empleo y acceso a la vivienda. La FRAVM consiguió que Gallardón se comprometiera, en un plano general, a “ceder suelo a las administraciones competentes para la construcción de equipamientos necesarios en materia educativa, de juventud, de mayores, sociales y sanitarios” hasta 2012.

En el plano de las propuestas concretas se tiene previsto construir dos escuelas infantiles en Puente y otras dos en Villa de Vallecas, una escuela de música, un centro de día para adolescentes y locales de ensayo en el primero de los distritos y dos centros culturales en el segundo. Además, se levantarán dos pabellones cubiertos en sendos polideportivos de Puente y dos pistas y un nuevo polideportivo en Villa de Vallecas, donde también se mejorará el parque de la Gavia y se abrirá una base del SAMUR.

Asimismo, las asociaciones vecinales lograron que los mayores de estos distritos puedan disfrutar de tres centros de día para personas con deterioro físico, dos centros de día para personas con deterioro cognitivo, un centro de día para personas con deterioro relacional y un centro municipal genérico. En la parte dedicada a vivienda, los planes incluyen el desmantelamiento del poblado de Santa Catalina, el realojo de las familias de la calle Francisco Álvarez y la creación de 1.100 viviendas públicas (400 en régimen de alquiler y 700 de venta a precio tasado) en Villa de Vallecas, entre otras intervenciones. En total, se invertirán 600.000 euros en cada distrito vallecano para la elaboración de los estudios y proyectos necesarios.

Con objeto de realizar un seguimiento y una evaluación adecuados de los planes especiales, tal y como habían solicitado las entidades vecinales, se pondrán en marcha comisiones en cada uno de los dos distritos que estarán formadas por representantes de la Administración municipal, la FRAVM y las asociaciones de vecinos del distrito.

Nacho Murgui aseguró que este tipo de planes servía para “dar respuesta al desequilibrio [entre distritos] que sufre nuestra ciudad” y “nos permite participar en los destinos de una importante magnitud de recursos”.

“Hoy hemos alcanzado una meta volante, lo que nos permite seguir caminando sobre los dos pies del movimiento ciudadano: el de la negociación y la concertación, por un lado, y el de la reivindicación y la movilización, por otro”, subrayó el representante vecinal, antes de añadir: “Vamos a seguir trabajando desde las comisiones de seguimiento, desde los planes de barrio y los otros planes de inversión para que avancen otros distritos y otros barrios, vamos a seguir avanzando desde el barrio y junto a los vecinos para que en el futuro tengan también su sitio aquellas reivindicaciones vecinales que hoy no han tenido lugar”.