Como sucede actualmente en muchos otros distritos de la capital, mañana arrancará en Moratalaz un proceso participativo para definir los fines y usos de un espacio público: la parte inconclusa del Parque de la Cuña Verde de O’Donnell. La iniciativa está impulsada por la asociación vecinal Avance, en colaboración con la Junta de Distrito, y busca involucrar a la mayor cantidad posible de ciudadanos. Por eso, el primer paso ha sido convocar una asamblea abierta en los barracones verdes de la entidad de la calle Fuente Carrantona que se prevé masiva.

Los vecinos llevan años reclamando la finalización del citado espacio verde, algo que afecta a dos zonas: la primera se encuentra en su extremo oeste, entre las calles Doctor García Tapia y Arroyo de la Media Legua. La segunda, en el extremo este, entre las calles Fuente Carrantona y José Bergamín. Se trata de dos descampados en los que crece la maleza sin ningún control, maleza que de vez en cuando, sobretodo en época estival, es pasto de pequeños incendios.

La primera zona, además, es usada desde hace tiempo como vertedero ilegal, “y la montaña de escombros es tal que tememos que se generen situaciones peligrosas por la emisión de gases de esos escombros”, indica Mercedes San Ildefonso, presidenta de la citada asociación vecinal. Dos pequeñas chabolas sobreviven junto a los escombros, aunque sus días están contados. “La Administración está en conversaciones con las personas que allí viven con objeto de realojarlos cuánto antes”, asegura San Ildefonso.

La asociación vecinal aportará mañana tres propuestas para ejecutar en estos espacios hoy baldíos que no son nuevas: la construcción de una pista de skate, la apertura de un aula de la naturaleza y el arranque de una vía ciclista que una Moratalaz con Arganda, siguiendo el recorrido del antigua línea de tren Madrid-Arganda. Se da la circunstancia de que la primera zona inconclusa del parque alberga parte de un túnel de esta línea.

La asociación vecinal espera recoger mañana muchas otras propuestas, además de abordar otras problemáticas del distrito como la falta de ascensores en todas sus estaciones de Metro o las carencias de mantenimiento y limpieza de algunos barrios.