La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MESDAP), en la que participa la FRAVM desde sus orígenes, dedicó esta nueva Marea Blanca, la número 67, a la titular del ministerio, Dolors Monserrat, a la que acusa de ser un “peón de la causa neoliberal trasnochada, endiosada y carente de proyecto de futuro para el país”. Una causa que se halla detrás de los procesos de externalización de parte de nuestro sistema sanitario.

“Si los anteriores ministros no dieron la talla suficiente, ella tampoco, además de actuar de forma atrevida cuando se dedica a rodearse de un Consejo de Asesores con intereses especulativos más que evidentes”, asegura la mesa en una nota, que hace referencia a un organismo compuesto, en su mayoría, por personas procedentes de grandes empresas privadas. Compañías como “Medtronic, multinacional tecnológica; De Lorenzo, bufete privado de abogados especialista en temas sanitarios; la distribuidora OFERTA; la Agrupación Mutual Aseguradora AMA; miembros de sanidad privada de órdenes religiosas, como la de San Juan de Dios, que tanto dio que hablar durante la crisis del ébola; HM Hospitales así como del Grupo Quirón, en manos de la alemana Fresenius” en estos momentos.

En su comunicado, que se leyó al final de una marcha que en algunos tramos coincidió con una manifestación en defensa de las pensiones dignas promovida por CCOO, UGT y la Cumbre Social, la MESDAP destaca también la mala gestión de la ministra en sus otras dos materias: igualdad y servicios sociales. “De su ministerio salió una campaña contra el alcohol con evidentes signos de discriminación entre sexos; tampoco se aplica a fondo el sacar adelante los máximos elementos contra la violencia de género que podría ir apuntalando con campañas educativas en todos los centros educativos; tuvo que retirar también una nueva función para el teléfono 016, específico de denuncia de la violencia de género, que pretendía asesorar a hombres sobre divorcios y custodia de hijos”, recuerda la red ciudadana. “Y qué decir de los Servicios Sociales -continúa- que también le tocan. Un verdadero escándalo se ha hecho público: no se han utilizado durante el año pasado 44 millones de euros para prestaciones a la dependencia; no le importan que cada día mueran en España 100 ciudadanos sin haberlas recibido; tampoco sus obligaciones subsidiarias con las victimas de accidentes médicos, principalmente derivadas de sus recortes cuando de forma oculta está elaborando un nuevo baremo sanitario que elabora con las aseguradoras de forma oculta como todo lo que hacen”. A tenor de la MESDAP, Montserrat se dedica demasiado tiempo a hacer cosas como impulsar el 155, y “debe recordar que no la pagamos para esto ni para “flirtear” con lobbis, sino para respetar el encargo que se le hizo y que obviamente incumple. La sanidad pública y la salud pública son sus únicas obligaciones”, concluye en su comunicado la coordinadora ciudadana.