“La sanidad funciona mal desde el principio hasta el final: a la espera para conseguir cita con el médico de cabecera hay que añadir las pésimas condiciones de accesibilidad del hospital Infanta Leonor: no hay una sola línea de autobús que lleve a los 250.000 vecinos de Puente de Vallecas al nuevo hospital”, indicó Mariano Monjas, portavoz de la entidad, en los momentos previos a una concentración que reunió a un centenar de personas a las puertas del centro de salud Campo de la Paloma.

Antes del acto de protesta, que fue vigilado por varias dotaciones de la policía, la asociación organizó en un centro cultural una obra teatral sobre las consecuencias de la privatización de la sanidad pública.