Esta mañana, el presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Nacho Murgui, y la delegada de Economía, Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa, firmaron un acuerdo de colaboración para poner en marcha los Planes de Empleo de Barrio, un programa de formación y de orientación laboral dirigido a personas en situación de desempleo y en riesgo de exclusión social.

Desde que el Ayuntamiento de la capital y la FRAVM lo pusieran en marcha en 2009, más de 2.600 madrileños desempleados han participado en este proyecto y más de 800 han recibido formación en oficios con más demanda en el mercado laboral.

Este año, en su tercera edición, el programa se desarrolla en nueve barrios y ocho distritos de la capital: Lavapiés (Centro); Alto de San Isidro (Carabanchel); Orcasur (Usera); Pozo-Entrevías y Triángulo del Agua (Puente de Vallecas); San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde); UVA de Hortaleza; El Ruedo-Polígonos A y C (Moratalaz) y Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo). Estas tres últimas zonas acogen por primera vez un Plan de Empleo de Barrio.

Los planes de este año están dotados con un presupuesto de 372.953 euros, que sirve para impartir cursos de formación profesional en materias como instalación de gas, operario de energías renovables, fontanero, carnet de camión, aplicaciones informáticas, auxiliar de estética, o gerocultor, entre otras. Todos los programas formativos incluyen contenidos transversales como la seguridad y la prevención de riesgos laborales; la sensibilización ambiental; la orientación profesional incluido el autoempleo y la igualdad de oportunidades.

La formación tiene continuidad gracias a una segunda línea de actuación: la dinamización de empleo que 5 orientadores ‘de proximidad’ llevan a cabo con el objetivo de conocer las inquietudes y necesidades de las personas en situación de desempleo y mejorar sus herramientas de búsqueda de empleo, en especial las de aquellos con menos recursos y baja empleabilidad. Otro de los objetivos del Servicio de Dinamización Vecinal, pasa por acercar a los desempleados de los citados nueve barrios un dispositivo de empleo que muchos no conocen, la Agencia para el Empleo del Ayuntamiento, con objeto de insertarles en sus itinerarios formativos y de orientación e intermediación laboral.

Los Planes de Empleo de Barrio 2013 se desarrollarán hasta el 31 de diciembre de este año.

En su intervención, Nacho Murgui subrayó la importancia de que este tipo de iniciativas tengan continuidad en el tiempo a través de procesos bien articulados para responder de forma eficaz al desempleo rampante y a las consecuencias de la crisis económica en los barrios, especialmente en los más desfavorecidos. Hablamos de barrios como El Pozo-Entrevías o San Cristóbal de Los Ángeles, que hoy por hoy arrojan las cifras más altas de desempleo, paro juvenil y fracaso escolar de la región.