La consejera de Educación del Gobierno regional madrileño, Lucía Figar, aseguraba que “nuestro modelo educativo es la libertad de elección”, una máxima que no se cumple en el PAU de Vallecas.

En el desarrollo urbanístico que ya ocupan más de 40.000 vecinas y vecinos las familias solo hay dos centros educativos privados-concertados que ofrecen estudios de enseñanza secundaria y bachillerato y uno tercero de reciente construcción de las mismas características.

La única solución adoptada hace unos años por el Ejecutivo autonómico ante las reiteradas quejas del vecindario fue habilitar varias aulas de secundaria en el CEIP Loyola de Palacio, reduciendo para ello el número de plazas de primaria. La política de la consejería arroja un saldo de 562 plazas privadas concertadas frente a 129 públicas que únicamente cubre la demanda del propio CEIP, balance que el Área Territorial de Madrid justifica con una insuficiente demanda de plazas públicas.

Tal afirmación no es cierta, denuncia la AV PAU de Vallecas. “El próximo curso 78 familias tendrán que elegir entre matricular a sus hijos en un instituto privado o en un centro ubicado fuera de su distrito”, apunta.

Pero la falta de instituto público en el Ensanche no es la única muestra del abandono que sufre la escuela pública por parte de la Comunidad de Madrid. El alumnado del CEIP José de Echegaray, creado desde el punto de vista administrativo pero sin construir todavía, lleva dos cursos desplazándose al colegio Juan de Herrera, colegio “comodín” construido en los años 70 que hasta la llegada del PAU solo se utilizaba cuando algún centro estaba en obras. “El compromiso inicial era que tal situación solo se alargaría un curso escolar, a lo sumo dos. Pero, a puertas del tercero, las obras ni siquiera han comenzado”, lamenta la asociación, “ni siquiera existe una ruta escolar que facilite el acceso de las familias al colegio, situado a una distancia de entre 1 y 4 kilómetros” y “tampoco es fácil llegar en transporte público, ya que el metro más cercano está a 11 minutos andando”, una odisea para los niños, que tienen entre 3 y 5 años.

Ninguna de las reuniones mantenidas con la Consejería de Educación ha tenido efecto alguno, por lo que la AV PAU de Vallecas, las AMPA del distrito Villa de Vallecas y la Plataforma por la Escuela Pública de Vallecas colocaron la primera piedra de los centros demandados el el pasado 6 de abril en un exitoso acto en el que se dieron cita más de un centenar de vecinas y vecinos.

Además, continúan recogiendo firmas para exigir la edificación de ambos centros hasta el próximo 30 de mayo.