Nos encontramos en un momento crítico. Los profesionales de Atención Primaria y de las Urgencias, tanto hospitalarias como extrahospitalarias, se encuentran en pie de guerra debido al deterioro de sus condiciones laborales, algo ocasionado por la falta de personal y recursos materiales. Un problema que redunda en un deterioro de la calidad asistencial, y se traduce en listas de espera cada vez más largas, menos tiempo de atención con los pacientes y un colapso evidente en las urgencias de los centros hospitalarios.

Las asociaciones vecinales y las plataformas locales en defensa de la sanidad pública llevamos meses denunciando esta situación con movilizaciones semanales en diversos barrios y municipios de la región, apuntando a su principal responsable, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que parece empeñado en desmantelar un servicio público esencial, a la par que alimenta, sin ruborizarse, a la sanidad privada. Esta semana se han repetido las concentraciones habituales de los lunes ante los centros de salud de Orcasur (Usera) y Ondarreta (San Fernando de Henares), y hoy viviremos un nuevo jueves de protestas vecinales descentralizadas. Esta tarde habrá concentraciones y manifestaciones en Moratalaz, Campamento y Puerta del Ángel (Latina), Los Ángeles (Villaverde), Abrantes (Carabanchel), Imperial (Arganzuela), Doctor Esquerdo (Retiro) y Orcasitas (Usera). En estos dos últimos lugares, la vecindad rechazará la propuesta de la Comunidad de Madrid de mantener Centros de Atención Continuada (los antiguos SUAP) como los de esas zonas, sin personal médico.

La FRAVM, que apoya todas estas protestas semanales, en las que están involucrados sus colectivos de barrio, anima a la ciudadanía a secundarlas y a convertir la 97ª Marea Blanca de este domingo en una gran demostración de hartazgo y protesta ante la desastrosa gestión sanitaria del Ejecutivo de Ayuso. Nos vemos el domingo a las 12:00 ante el Ministerio de Sanidad.