La asociación vecinal, que proponía la ampliación de la línea 137 o la 66 de autobús hasta la parada de tren, considera la negativa de la Comunidad de Madrid como “un desprecio hacia los vecinos y vecinas de Fuencarral”. “Pese a que la reivindicación fue apoyada de forma unánime en el Pleno de la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo del mes de junio, el Consorcio la ha denegado alegando que la prolongación de una de las líneas de autobús aumentaría el tiempo del recorrido en 10 minutos”, informa la entidad.

Esto, aseguran desde el Consorcio, podría perjudicar a los usuarios. Sin embargo, “esta justificación contrasta con la decisión que tomó el Consorcio cuando modificó la línea 137 de autobús para dar servicio a Tres Olivos [Fuencarral], que supuso también un aumento del tiempo del recorrido”, se queja.

En el encuentro, los representantes del Gobierno regional invitaron a la asociación a volver a presentar la misma reclamación dentro de seis meses, y entonces “volverán a estudiar el asunto”, una respuesta muy poco seria a tenor de la asociación, que se encuentra totalmente decepcionada con la respuesta del Consorcio.

La estación de Cercanías se encuentra a un kilómetro del barrio de Fuencarral, lo que obliga a sus habitantes a desplazarse a pie por una zona sin urbanizar. La asociación vecinal lleva años reclamando un medio de transporte público que les conecte con la red de tren, algo que mejoraría mucho la comunicación del barrio con el resto de la ciudad. Para ello, lo más sencillo pasa por modificar uno de los itinerarios citados de la EMT.