Todas las ilusiones de pasar un verano relativamente tranquilo en la casa de toda la vida se han venido abajo con la nueva noticia. Según los responsables judiciales, que han solicitado todos los medios necesarios para ejecutarlo, el nuevo desahucio tendrá lugar a las 9h30 de mañana miércoles 20 de julio. La PAH no está dispuesta a que esta familia del barrio de Pueblo Nuevo, sin alternativa habitacional, se quede en la calle, por lo que convoca por segunda vez a la ciudadanía a parar su desalojo. La acción de protesta, que como todas las que organiza la PAH, tendrá un carácter cívico y no violento. La Plataforma considera ‘incomprensible la urgencia con la que actúa el juzgado en este caso y denuncia que se empuje a una situación de extrema vulnerabilidad a una nueva familia madrileña’.

María José vive con su hijo y su hija, licenciada, en situación de desempleo desde hace meses y avalista de su madre, en una modesta vivienda. Por diversas circunstancias, se vieron obligadas a hipotecar su casa. Pero las cosas no fueron bien y, sin trabajo, fueron incapaces de hacer frente a un préstamo de 157.000 euros concedido por la CAM. Hoy, la entidad financiera, tras sumar los intereses y las costas del proceso, les reclama una cifra que supera los 200.000 euros. Un monto inasumible para un hogar que apenas consigue llegar a fin de mes con los 520 euros que M.J. percibe por tener a cargo un hijo con minusvalía, más 168 euros procedentes de la Ley de Dependencia. La familia ha presentado una solicitud al Instituto de la Vivienda de Madrid, que ha respondido que la lista de espera de solicitantes de vivienda es muy larga, por lo que les aconseja que, mientras se resuelva su demanda, “se fueran a un albergue”. María José y sus dos hijos pueden quedarse sin casa y con una deuda de por vida, en una grave situación de exclusión social.

La PAH ve ‘escandaloso que mientras la CAM ejecuta hipotecas de hogares modestos, dejando sin vivienda a centenares de familias, el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), apruebe una inyección de 2.800 millones de euros para la entidad bancaria’. El pasado 13 de julio, varios miembros de la Plataforma y de las asambleas del 15-M de Ciudad Lineal, en una acción de protesta que tuvo lugar en la sucursal de la CAM que concedió el crédito a María José, demandaron (aún sin éxito) junto a la afectada la condonación de la deuda contraída.

En un acto similar que reunió a unas 40 personas, esta mañana la PAH ha acompañado a un afectado de Valdemoro a reclamar ante la Kutxa la dación en pago de su vivienda.