La manifestación, que superó con creces las mejores expectativas de participación, arrancó por la tarde de la Plaza de la Villa para acabar en la Puerta del Sol, ante la sede del Gobierno regional, responsable del polémico cierre. ‘Se ha superado con creces la asistencia a la anterior convocatoria, celebrada el pasado 30 de marzo entre Marqués de Vadillo y el centro ocupacional Magerit, en la Glorieta de Oporto. Cada vez somos más’, sostiene Luís Álvarez Alarzón, portavoz de la Plataforma de afectados por el cierre.

Según Álvarez Alarzón, ‘a pesar de las presiones ejercidas desde el Servicio Regional de Bienestar Social (SRBS) a familiares y profesionales de los centros ocupacionales la respuesta de estos está siendo cada vez más masiva’. Este departamento de la Comunidad de Madrid, sin contar con el parecer de sus equipos profesionales, usuarios y familias, ordenó a principios de marzo y en un plazo de 48 horas la clausura de los centros ocupacionales Magerit, Fray Bernardino -ambos en Carabanchel- y de Arganda del Rey, así como de una residencia de mayores de Carabanchel, por problemas estructurales en los edificios. ‘Además del expediente abierto al profesional del centro de Arganda por resistirse al inhumano traslado de los discapacitados psíquicos más gravemente afectados el día del cierre, el 10 de marzo, se han abierto diligencias previas a otros dos trabajadores más porque se han negado a transmitir el informe de normalidad que el gerente del SRBS exige a los profesionales en los centros de destino, es decir, porque hay profesionales que quieren hacer su trabajo y se han negado a mentir’, denuncia el portavoz de los afectados.

La citada Plataforma, que sigue ‘exigiendo un centro alternativo para todos los trabajadores y usuarios del Magerit’ y ya ha sugerido varios espacios para acogerlos, acusa al gerente del SRBS de dilatar de manera innecesaria la solución al problema. ‘Según el Gerente productor del desastre, siguen buscando y evaluando’ un centro alternativo. ‘¡Para eso si que se toman tiempo!’, se quejan los afectados, que hoy cumplen 39 días de encierro de protesta en el Magerit, una acción que piensan prolongar durante la Semana Santa. A este respecto, la Plataforma de afectados invita a la ciudadanía madrileña, ‘incluidos la presidenta, la consejera de Familia y el gerente del SRBS, a que paséis con nosotros las vacaciones de Semana Santa en Costa Magerir (C/ General Ricardos esquina C/ la Oca), donde seguiremos encerrados hasta conseguir la solución digna y viable que exigimos’.