Esperando el visto bueno del Ayuntamiento, el próximo lunes la Comunidad de Madrid podría comenzar las obras de construcción del macroparking del Hospital Niño Jesús. Y eso, a pesar de que el propio Consistorio, en el último pleno de ayer martes, acordó pedir al Gobierno regional que resuelva el contrato de concesión actualmente en vigor y renuncie así a la construcción del aparcamiento en la ampliación del hospital infantil.

Pero ni los requerimientos del Ayuntamiento, ni las quejas de la vecindad, ni las terribles consecuencias que acarrearían las obras, entre ellas la posibilidad de que el Paisaje de la Luz pierda el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, parecen haber disuadido al Ejecutivo de Ayuso de paralizar el inicio de la construcción. Es más, en un informe pagado por la Consejería de Sanidad se reconoce que su apertura podría suponer un ligero aumento del tráfico en una zona saturada además por el ocio nocturno. La UNESCO ya advirtió al Ayuntamiento hace meses que habría que reducir el tráfico y aumentar las zonas peatonales en el entorno del Paseo del Prado y el Buen Retiro. Para más inri, con urgencia y alevosía, el pasado 21 de septiembre la Comunidad pidió al Ayuntamiento licencia de obras para la demolición de uno de los edificios del complejo hospitalario, declarado en ruina desde 1994, que la vecindad teme que descubra amianto en su estructura con la peligrosidad que eso conlleva.

La Asociación Vecinal Retiro Norte, que desde que conociera el proyecto se ha enfrentado a la puesta en marcha del macroparking, ha realizado distintas movilizaciones apelando a todos los vecinos y vecinas de Madrid para frenarlo. En este marco, el próximo viernes 28 de septiembre se manifestará en una concentración convocada junto con la AMPA de las Escuelas Aguirre, a cuyo alumnado afectará directamente las obras. El acto comenzará a las 18:30 frente al Hospital Niño Jesús, que se encuentra en el número 65 de la calle Menéndez Pelayo.

Para esta última acción, las entidades convocantes cuentan también con el apoyo de numerosos colectivos sociales y culturales, entre los que se encuentran la FRAVM, la asociación vecinal Sol y Barrio de las Letras, la asociación vecinal Los Pinos de Retiro Sur, AMPAS de diversos centros educativos, Ecologistas en Acción Madrid, Greenpeace Madrid, la Asociación Amigos del Retiro, Pedalibre y Madrid Ciudadanía y Patrimonio.

La Asociación Vecinal Retiro Norte ha recogido también casi 9.000 firmas con las que pretende paralizar las obras ya que son muchas las razones y los incumplimientos. Entre ellos denuncian que Patrimonio de la Comunidad de Madrid, de quién depende el Hospital Niño Jesús, no ha realizado un informe de impacto sobre el Patrimonio. Un incumplimiento irresponsable ya que el edificio y los jardines del Hospital Niño Jesús son bienes culturales protegidos (BIC 40).

Tampoco se han realizado los estudios ambientales que la magnitud de la obra requiere. Los ruidos, el tráfico o el polvo afectarán durante la construcción y durante la vida del proyecto, al Bien y a las personas de las edificaciones colindantes, incluido el alumnado de las Escuelas Aguirre. El macroparking también atraerá más tráfico particular al entorno del Paisaje de la Luz contraviniendo las recomendaciones de UNESCO de conservarlo y protegerlo.

Pero la Comunidad de Madrid hace oídos sordos a cualquier razón y ni siquiera atiende a la recomendación del Consistorio de buscar una alternativa razonable que permita llevar a cabo la ampliación de las instalaciones hospitalarias. El Ayuntamiento incluso emplazó ayer mismo a la Comunidad a volver al inicio y, sin renunciar a la ampliación, adaptarse a los requerimientos de UNESCO, así como a mejorar la salud y el medio ambiente.

La Asociación Vecinal de Retiro Norte pide a la UNESCO que pare el proyecto ya que, según las palabras de su responsable de Urbanismo y Medio Ambiente, José María García Bernardo, “nos sentimos abandonados por las diferentes autoridades que deben velar por el patrimonio, unos por acción y omisión (el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid) y otros por omisión (el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Transición Ecológica) que han permitido la degradación en los últimos años de los jardines, con vehículos aparcados, con edificios y ocupaciones ilegales y deterioro del patrimonio de todos” .

A la convocatoria del viernes se han sumado, de momento, las siguientes organizaciones:

Madrid Ciudadanía y Patrimonio
Asociación de familias del CEIP Ntra Sra Almudena
Asociación de Madres y Padres IES La Estrella
Asociación de Madres y Padres CEIP San Isidoro
Asociación de Madres y Padres EI Margarita Salas
Asociación de familias del Colegio Montserrat
Ecologistas en Acción Madrid
Greenpeace Madrid
Pedalibre
Parque Sí en Chamberí
Hacenderas
Mesa del Árbol de Carabanchel
Asociación Vecinal Sol y Bario de las Letras
Asociación Vecinal Los Pinos
Plataforma por la Biblioteca en Mar de Cristal Hortaleza
Amigos de los Jardines del Buen RetiroRed Autónomos
Asociación de Autónomos y Comerciantes de Metro de Madrid