Se trata, en ambos casos, de hechos por los que felicitar a toda la ciudadanía y especialmente a aquellos y aquellas que desde diferentes sensibilidades han dedicado esfuerzos y tomado iniciativas diversas para defender lo que es de todos.

Nuestro reconocimiento a los y las trabajadoras de la sanidad pública y a los vecinos y vecinas de Madrid por el compromiso, la constancia y la firmeza demostradas, sobretodo en los últimos doces meses, la “época de las mareas blancas”.

Es evidente que si el Gobierno regional ha depuesto su actitud en este tema se debe a que se ha visto forzado por los resultados de la movilización social y los fallos judiciales, y no a un cambio de voluntad política. Por ello, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid hace un llamamiento a celebrar este importante paso sin bajar las guardia y a continuar con la movilización social hasta garantizar el carácter cien por cien público, universal y de calidad de la sanidad y de los servicios públicos.

Para la FRAVM, esta victoria vuelve a demostrar que una sociedad organizada y movilizada es la única garantía de los derechos ciudadanos.