Tres años después de la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia de Género, las instituciones gubernamentales y judiciales coinciden en destacar, como datos positivo, el aumento del número de denuncias (el informe elaborado por el Observatorio de Violencia de Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial señala que en estos tres años casi 80.000 acusados fueron condenados por violencia de género). En lo que va de año, sin embargo, 80 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, según la Red Feminista.

Hay, además, casos de violencia de género que no aparecen en las estadísticas, como aquéllas que, como recuerda la Plataforma de Mujeres Artistas, se suicidan porque no encuentran otra salida a los malos tratos. Respecto al incremento de inmigrantes víctimas de violencia de género, sufren una doble discriminación porque, por un lado, les resulta más difícil denunciar porque su maltratador, en palabras de la presidenta de la Comisión para la Investigación de los Malos Tratos, Consuelo Abril, “posiblemente es su único vínculo familiar aquí”.

Los datos referidos a los más jóvenes tampoco son halagüeños: el maltrato entre la juventud sigue creciendo.

Por todo ello, las asociaciones feministas, las áreas de la mujer de los sindicatos, los consejos locales de la Comunidad de Madrid que componen el Foro de Madrid contra la Violencia de Género, cuyo manifiesto de apoyo ha firmado la FRAVM, convoca una concentración para reclamar ‘el fin de la violencia hacia las mujeres, y la implicación de toda la sociedad para acabar con el terrorismo machista’.

En el acto intervendrán la periodista Pepa Bueno que, además de leer el manifiesto, leerá los nombres de las mujeres asesinadas en Madrid a lo largo del 2008. El cierre correrá a cargo del Coro de la Fundación Entredós, que dedicará la interpretación de algunas de sus composiciones a las víctimas de la violencia machista.