Tal y como sostiene la entidad vecinal, “la campaña se realiza para que vecinas y vecinos recuerden las luchas realizadas y estén preparados por si se producen nuevos incumplimientos o retrasos, como está ocurriendo en la actualidad”.

En septiembre de 2017 la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, prometió en sede parlamentaria que la ampliación de la línea desde la Plaza Elíptica hasta Conde de Casal estaría en funcionamiento en 2023. Cuatro años después las obras ni siquiera han comenzado.

“Desconocemos si el anuncio hecho el pasado 27 de octubre de que el proyecto de presupuesto para 2022 incluye una partida para dar comienzo a dicha prolongación será otra promesa sin cumplir o irá en serio; queremos pensar que será lo segundo, pero a estas alturas sólo valoramos hechos, no palabras. Y si se tratase de un nuevo incumplimiento, sin duda que se reanudará la lucha en el barrio”, amenaza la asociación vecinal.