Ahora, la Junta queda obligada a instar al Ayuntamiento a que la EMT inicie un estudio de la ubicación más adecuada de las nuevas estaciones y del número de unidades que se pondrán en servicio, cosa que la entidad vecinal espera que suceda a la mayor brevedad.

La proposición de la asociación Osa Mayor se enmarca en una campaña dirigida a reordenar la movilidad en la barriada, dando prioridad al transporte público y teniendo en el horizonte los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. En este marco, el colectivo ha solicitado a la concejala-presidente del distrito la paralización del proyecto de macroaparcamiento en la estación de Cercanías de Aravaca y el inicio de un estudio de movilidad integral que contemple las condiciones medioambientales así como la protección y apoyo al pequeño comercio de la zona, que se podría ver perjudicado por la construcción, prevista en el proyecto, de un centro comercial a todas luces innecesario en Aravaca.

La FRAVM felicita a la Asociación de Vecinos Osa Mayor por este nuevo logro, que sin duda supondrá una importante mejora para las y los habitantes del barrio en sus comunicaciones con el resto de la ciudad.