Accesos imposibles, farolas sin luz, alcantarillas sin tapas, vertidos ilegales,… La Asociación de Vecinos Independiente de Butarque, en el distrito de Villaverde, ha enviado a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, un dossier con cien fotografías que muestran el estado actual de abandono que sufre el segundo tramo del Parque Lineal del Manzanares.

Aunque desconocido para mucha gente, este parque es el mayor corredor medioambiental del sur de la ciudad y alberga importantes elementos de alto valor ecológico, arqueológico, paleontológico y cultural.

Lo que podría ser un entorno privilegiado dentro del núcleo urbano de Madrid, se está convirtiendo poco a poco es un espacio degradado y abandonado tanto por la falta de mantenimiento del Ayuntamiento de Madrid como por las actuaciones promovidas desde distintas administraciones.

Por un lado se ha convertido en un lugar de asentamientos y vertederos ilegales, y agredido ferozmente por todo tipo de infraestructuras de transporte, como las vías del AVE, y de tratamientos de aguas, con tres depuradoras y un estanque de tormentas. Incluso futuros proyectos como el Canal de Remo olímpico redundan en la amenaza de este tramo del parque.

Por otro está el desinterés político y la falta de conservación por parte del Ayuntamiento de Madrid que poco a poco está convirtiendo esta zona verde en un lugar de olvido y abandono.

El dossier entregado a la alcaldesa refleja en 100 fotografías cómo el parque es prácticamente inaccesible, carece de iluminación y de papeleras y el mobiliario urbano está abandonado, existen vertidos ilegales y el cauce del río está lleno de basura y escombros.

La asociación solicita la adopción de una veintena de medidas que permitirían la regeneración social, histórica, cultural y medioambiental del último espacio natural de la ciudad de Madrid.