Durante la noche de encierro, que transcurrió sin incidentes y contó con la simpatía de buena parte de los trabajadores y trabajadoras del centro de salud, vecinas de Adelfas se acercaron hasta éste para llevar comida y bebida a los encerrados. Antes, las puertas del ambulatorio provisional fueron testigos mudos de una concentración de protesta que, a iniciativa de la Plataforma Ciudadana de Retiro, congregó a unas 100 personas.

La AV Los Pinos de Retiro Sur lleva 25 años reivindicando un centro de salud para el barrio. Esperanza Aguirre incluyó la construcción de un centro para Adelfas en el Plan de Infraestructuras Sanitarias (2004-2007) e instaló un barracón en una de las escasas zonas verdes existentes en el barrio para dar servicio a los vecinos hasta completar la construcción del nuevo centro. En abril de 2008, las obras no han comenzado y la asociación vecinal no tiene constancia de que haya reserva de la necesaria partida presupuestaria para iniciar su construcción. Los representantes de la entidad denunciaron ayer que el centro prefabricado, en el que hay goteras e incluso ratas, está al borde del colapso y que, para dar un correcto servicio a los usuarios, sería necesaria la contratación de dos médicos, dos enfermeros y dos auxiliares administrativos. El problema es que no hay espacio físico para ampliar la plantilla. Advirtieron también que la situación empeorará cuando lleguen al barrio los más de 2.000 vecinos de la unidad de ejecución 2 del API 03.05.