La Vía de la Gasolina era un antiguo trazado ferroviario por el que RENFE suministraba carburante al aeropuerto de Barajas que dejó de utilizarse en los años 70, dando lugar a una franja longitudinal de más de 3 kilómetros que partía en dos los barrios de Ciudad Pegaso y Colonia Fin de Semana, en San Blas, y Alameda de Osuna, en Barajas.Gracias a la incombustible labor de la asociación vecinal AFAO, el corredor ferroviario fue convertido en itinerario cicloturista y senderista en el marco del Programa Vías Verdes, coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. En virtud del proyecto urbanístico que ordena la zona, ésta contará con una gran zona verde con zonas estanciales (plazas, juegos para niños y mayores, zonas de paseo,…), numerosos espacios ajardinados y arbolados (2.415 nuevos árboles y 71.600 arbustos) y cerca de 1.000 plazas de aparcamiento subterráneo distribuidos en dos puntos.

Las obras de ejecución del proyecto, sin embargo, no avanzan al ritmo esperado ni parecen responder a los objetivos establecidos. Por eso, “cansados de la desidia y la incapacidad del Ayuntamiento de Madrid para finalizar las obras y de los constantes incumplimientos en lo que al inicio de las obras de construcción de las plazas de aparcamiento subterráneo se refiere”, la AV AFAO decidió convocar una manifestación que el pasado domingo 26 de abril reunió a centenares de vecinos bajo el lema “En defensa de una Vía Verde auténtica y por la creación de los aparcamientos subterráneos”.

“Los arboles plantados no llegan a 500 cuando el Ayuntamiento de Madrid se había comprometido a plantar 2.415 árboles- lamenta Julián Moreno, presidente de la AV AFAO de la Alameda de Osuna-. Faltaría, además, -continúa- poblar de arbustos los taludes de la entrada al túnel de la A2 para sujetar el terreno y realizar el 100% de los trabajos de jardinería al final de la rotonda de la calle Riaño. Por otro lado, la señalización del carril bici es escasa e insuficiente, lo que ha provocado ya más de un desagradable accidente. Este problema se agrava en un tramo de cerca de 1kilómetro de longitud que corresponde al lugar donde debería haberse empezado a construir las plazas de aparcamiento subterráneo, ya que no se ha habilitado espacio para los peatones obligando a éstos a invadir el carril bici”, concluye.

La AV AFAO denuncia, asimismo, que “a estas altura no tenemos una información clara y satisfactoria sobre la justa solución que el Ayuntamiento debe dar a la expropiación de los 76 vecinos propietarios de las plazas de aparcamiento en superficie de la calle Joaquín Ibarra porque el Consistorio no tiene dinero para financiarla, pero eso no debe servir de excusa para no acondicionar el resto de la Vía como lo que es, una zona VERDE para el uso y disfrute de ciclistas y peatones”.