El pasado 9 de febrero, el Ayuntamiento de Madrid cedió gratuitamente el uso del edificio de la calle Amaniel 29 y 31 a la Fundación Colección ABC. El alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, y la presidenta del Patronato de esta fundación, Soledad Luca de Tena, firmaron un convenio por el que el Consistorio cede un inmueble de 4.338 metros cuadrados de superficie a cambio de la instalación de la colección artística del periódico ABC con el objetivo de “fomentar la creación de nuevos equipamientos sociales y culturales que favorezcan el equilibrio en este punto de la ciudad’.

Isabel Rodríguez, portavoz de la Asamblea Ciudadana Barrio de Universidad (ACIBU) señala que “este punto de la ciudad es el barrio de Universidad, un barrio cuyos vecinos vienen solicitando equipamientos públicos imprescindibles desde hace mucho tiempo. No existen en este barrio instalaciones deportivas. El centro de salud es muy pequeño y está falto de recursos; el centro de especialidades queda lejos del barrio y está masificado. Faltan escuelas infantiles y centros de mayores. No hay vivienda protegida en venta ni en alquiler. Los jóvenes no disponen de espacios de reunión ni de actividades específicas. Los inmigrantes viven hacinados. No hay aparcamientos suficientes para los residentes. Hay muchas viviendas necesitadas de rehabilitación…. Cuando comenzó esta legislatura –recuerda-, el Ayuntamiento anunció la compra de nada menos que cinco edificios en el barrio para los necesarios equipamientos situados en calle Luna, 32, C/ Corredera, 20, C/Antonio Grilo, 8, C/ Dos Amigos y C/ San Dimas. Estamos casi al término de la legislatura y no se ha efectuado la adquisición de ninguno de ellos. No sólo no ha habido nuevos equipamientos, sino que para un edificio municipal que había disponible, se lo ceden a una fundación privada. Por supuesto que la fundación en cuestión nos merece todo el respeto y creemos que se trata de una valiosa colección cultural, pero no entramos en eso; lo que pretendemos es denunciar la manipulación que hace el señor alcalde de la realidad cuando afirma que con esta cesión `se crean equipamientos sociales´.