El Pabellón Cubierto de Zofío es una iniciativa vecinal incluida en el Plan de Inversiones 18.000 de Usera-Villaverde cuya puesta en marcha supuso una inversión de 9,2 millones de euros. El pasado día 19 de diciembre, tras 16 meses de retraso y gracias a la presión ejercida desde la Asociación de Vecinos Barrio de Zofío ante el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, la instalación deportiva fue finalmente puesta a disposición de los vecinos.

Transcurridos cerca de 2 meses la asociación, sin embargo, observa que:

falta plantilla tanto para atender el pabellón como para garantizar el normal funcionamiento de los servicios administrativos. Como consecuencia de ello, el personal no puede expedir ni entradas individuales ni bonos para los usuarios y se ven obligados a cerrar la instalación los fines de semana y a reducir los horarios de apertura al público;faltan monitores y corcheras para delimitar las calles de la piscina, por lo que no pueden impartir cursos de natación; las salas de gimnasia y el resto de dependencias anexas se encuentran completamente vacías, sin material ni aparatos; las gradas móviles previstas para ser utilizadas por los espectadores de la zona deportiva no se han colocado por falta de presupuesto; – las vecinas y vecinos se quejan de que el agua no está a la temperatura adecuada, no hay llaves en las taquillas, el botiquín cuenta con medios escasos, etc.

La A.V. Barrio de Zofío ha puesto esta situación en conocimiento del director general de Deportes del Ayuntamiento. Denuncia “la incapacidad del Ayuntamiento de Madrid y su total pasividad para resolver los contratiempos señalados que hacen que las vecinas y vecinos no puedan practicar deporte en las debidas condiciones” y teme que “a alguien se le haya pasado por la cabeza dejar BAJO MINIMOS el pabellón para, si se ganan las próximas elecciones en Mayo, proceder a su privatización”, algo que “los vecinos no vamos a consentir”.