Como ya hiciera el año pasado en los centros hospitalarios públicos Gregorio Marañón, Ramón y Cajal, Móstoles, Infanta Leonor de Vallecas, Princesa y Clínico San Carlos, la mesa invita a los madrileños y madrileñas a rodear La Paz en un abrazo simbólico, dando vida a la 64ª Marea Blanca. Desde enero de 2017, la coordinadora, que agrupa a asociaciones vecinales, de pacientes y profesionales, alterna las marchas hasta el Ministerio de Sanidad con abrazos a los hospitales más emblemáticos de la región.

Uno de ellos es el viejo La Paz, que gracias a sus excelentes profesionales resiste a la sombra de las Cuatro Torres, al final de La Castellana, a pesar de haber sufrido durísimos recortes. Fruto de la falta de inversiones y de un claro déficit de personal, sus Urgencias se hicieron tristemente famosas estas navidades. Las fuertes lluvias del 5 de enero provocaron la inundación de este servicio, un problema que se sumó a la masificación y al caos existentes. “Las infraestructuras son las mismas desde la inauguración en 1964. Ahora se han cambiado los codos de las cañerías que han reventado, pero son solo parches, no es una solución real. La Comunidad de Madrid debería de solucionar esto de una vez por todas”, sostiene Esther Quiñones, presidenta de la Junta de Personal y secretaria general de CCOO de La Paz, Carlos III y Cantoblanco. No era la primera vez que las Urgencias resultaban anegadas por una tromba de agua: lo mismo sucedió en julio de 2017.

En la misma línea, el sindicato MATS calificó como parche la sala de Urgencias con capacidad para 13 pacientes que la Comunidad de Madrid inauguró el pasado 9 de enero. Lo hacía tras el colapso vivido en las semanas anteriores en este servicio, que fue profusamente denunciado por sus trabajadores. Así, el MATS hizo público el 12 de diciembre que los sanitarios tuvieron que atender a 123 personas en 61 camas. “No damos abasto. Enfermeros con 16 pacientes a su cargo cuando deberían tener 6. Afecta a la seguridad del paciente” indicaba entonces el sindicalista Guillén del Barrio.

Con 1.254 camas, 5.050 profesionales sanitarios y 50 quirófanos, el hospital universario La Paz es uno de los centros más grandes y prestigiosos de la región madrileña y del Estado español. Sin embargo, a tenor de la MESDAP “está siendo destrozado con total delación y descontrol: reduciendo personal, con maquinaria obsoleta, con cierres de camas y descapitalización de servicios, con falta de mantenimiento…La Paz sigue el camino practicado por esos gobiernos antidemocráticos que, sin mandato expreso del pueblo practican su catecismo neoliberal con el que se dedican a enfatizar y dotar económicamente empresas especuladoras en todos las áreas que competen a nuestra sanidad pública”, remacha. La mesa ciudadana también critica en su sitio web la “escandalosa” situación de sus Urgencias y sus largas listas de espera.

Frente a esta degradación, la MESDAP propone una movilización incisiva y constante como la Marea Blanca, una actividad que “nos ha permitido estar siempre ahí, defendiendo la sanidad pública universal y de calidad que creamos y queremos rescatar”. El acto del domingo comenzará a las 12:00 en la entrada del centro hospitalario, ante el número 262 del Paseo de la Castellana, 261 (Metro: Begoña).