La Marea Blanca, que ha inundado la capital en más de 20 ocasiones, vuelve a salir a la calle en el mes de julio. Esta vez lo hará con una concentración ante el Ministerio de Sanidad (Pº Prado, 20) para exigir la retirada del Real Decreto-Ley 16/2012 que excluye de la atención sanitaria pública a cerca de 800.000 personas.

Amén de esta reivindicación, las organizaciones que forman parte de la Mesa para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) reclamarán:

– No más derivaciones de presupuestos y pacientes de la sanidad pública a la privada.

– Resolución de listas de espera en primaria, primera consulta de salud mental, de especializada, y tratamientos oncológicos y quirurgicos públicos inmediatos.

-No a las horas extraordinarias y peonadas de profesionales que, por agotamiento y estrés, favorezcan negligencias irresponsables e impunes.

– No al cierre de plantas y camas hospitalarias públicas y ampliación de camas y profesionales en las urgencias de hospitales públicos.

– Apertura de servicios de diagnóstico 24 horas en todos los hospitales públicos y centros de especialidades hasta resolver las listas de espera y las derivaciones a la privada.

– No al repago de medicamentos y servicios sanitarios. Reinclusión y ampliacion de vacunas pediátricas en la cartera de servicios.

– Por un Centro de Transfusión Público.

– Por la eevolución a los ciudadanos de Madrid  del hospital Carlos III, especializado en enfermedades infecciosas y sus protocolos de aislamiento ante enfermedades infecto-contagiosas.

– Reapertura del instituto de cardiología y mantenimiento de sus instalaciones y protocolos.

– No a la represión del consejero de Sanidad contra los trabajadores sanitarios. Restitución en sus puestos de los cuatro directores de centros de salud represaliados y cesados.

– Reposición de profesionales de puestos de trabajo amortizados.

-Garantías higiénico sanitarias en los servicios de lavandería hospitalaria y sanitaria.

También exigirán, de cara a los servicios de limpieza de hospitales y centros de salud:

– Responsabilidades  y garantías ante el aumento de infecciones nosocomiales y plagas de chinches.

– Jubilación del consejero de Sanidad por ser mayor de 70 años y restitución en su puesto del Doctor Marciano Sánchez Bayle, que sí defiende la sanidad 100 x 100 pública, universal y de calidad.

– No a la venta de parte de acciones de hospitales a fondos buitres  que sean autoliquidables e impidan la devolución del hospital a los 30 años a la ciudadanía de Madrid.

– Derogación del RDL 16/2012 y de la ley 15/97.

La MEDSAP, con Marciano Sánchez Bayle

La Mesa para la Defensa de la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) hizo público su rechazo a la forzada jubilación de Marciano Sánchez Bayle por considerarla “una represalia del Gobierno de la Comunidad de Madrid contra uno de los defensores más destacados de la sanidad pública”.

La MEDSAP recuerda que los méritos de Bayle como jefe de Pediatría del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús ponen de manifiesto que la jubilación es “un acto más de represión y coacción por ser el presidentede la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública , una de las organizaciones más activas en la lucha contra su desmantelamiento y privatización”.

Su destitución, añade, “es un paso más en la caza de brujas que el Gobierno de Ignacio González ha puesto en marcha para amedrentar a quienes quieren evitar que la sanidad sea un negocio” que sigue a la destitución de los directores de los centros de salud de General Ricardos (Paulino Cubero), Nuestra Señora de Fátima (Isabel Giráldez), Las Águilas (Montserrat González) y Legazpi (Pilar Gómez), lo que hace más necesaria que nunca la movilización en las calles.