Alrededor de 120 personas se dieron cita en la asamblea convocada el pasado 6 de julio por la AV Manzanares-Casa de Campo para sondear el sentir del vecindario con respecto a la instalación, por parte del Ayuntamiento de Madrid, de parquímetros en el barrio.

“Todos los asistentes se mostraron en desacuerdo con la medida impuesta por el Ayuntamiento de Madrid”, certifica la asociación, que días antes de la instalación del SER denunció el incumplimiento del compromiso adquirido por el Consistorio con la entidad en virtud del cual consultaría a los vecinos en qué lugar instalaría los parquímetros y qué zonas reservaría para residentes. Pero nada de eso se cumplió.

La asamblea vecinal acordó iniciar una recogida “casa por casa” de firmas para entregar en la Junta Municipal de Moncloa el 1 de septiembre, fecha en la que comenzarán a funcionar. Ese mismo mes pedirán palabra en el pleno para trasladar al concejal el rechazo del vecindario a la instalación de los parquímetros.

La asociación, que el pasado 14 de julio registró la solicitud de una moratoria de la implantación del SER, anima a sus vecinas y vecinos a presentar reclamaciones vía internet .

El jueves 24 de julio celebrarán la primera de una serie de manifestaciones contra la polémica medida, a la que seguirán otras a finales del mes de agosto y una más inmediatamente después de que los parquímetros comiencen a funcionar.