No pasa ningún 24 de enero sin que cientos de vecinos, trabajadores, políticos y sindicalistas rindan un sentido homenaje a los cinco abogados laboralistas asesinados en la puerta de su despacho, en el número 55 de la calle Atocha: Luis Javier Benavides, Serafín Holgado, Javier Sauquillo, Ángel Rodríguez Leal y Enrique Ruano. La jornada comenzó a las nueve con una visita al cementerio de Carabanchel, donde descansan sus restos y continuó en la plaza de Antón Martín, frente al monumento que reproduce El abrazo de Juan Genovés y que representa la memoria de los vecinos de Madrid, que no olvidan su pasado y la unión frente a quienes pretender abortar la conquista de la justicia y la libertad.