Reabrir los parques y zonas verdes, como están haciendo otras muchas ciudades del país, permitiría evitar la aglomeración de personas en las aceras, no solo durante los periodos destinados al paseo y el deporte, sino también en los desplazamientos cotidianos, pues muchos parques y zonas verdes sirven a ese fin de conexión.

El déficit de naturaleza, de sentir la proximidad de árboles, plantas y animales, está siendo otra de las consecuencias negativas del confinamiento, sobre todo para familias en viviendas con condiciones de hacinamiento y falta incluso de suficiente luz solar. Como expresaba ayer una vecina, “no hemos visto un árbol en cuarenta días y hemos comprobado que lo necesitábamos”.

Esta medida sería complementaria a las propuestas realizadas anteriormente por estas asociaciones como ampliaciones de aceras, creación de zonas de prioridad peatonal y supresión de tráfico motorizado para garantizar las distancias interpersonales y evitar aglomeraciones, reduciendo el riesgo de contagios.

La apertura de zonas verdes y parques es, además, coherente con la norma estatal por la que se regula la práctica de actividad física al aire libre durante el confinamiento. Concretamente está en sintonía con el Artículo 3, punto 5 de la Orden SND/380/2020, publicada por el Gobierno de España en el BOE del 30 de abril, que expresa textualmente: “Para posibilitar que se mantenga la distancia de seguridad las entidades locales facilitarán el reparto del espacio público a favor de los que caminan y de los que van en bicicleta”.

Es evidente que las zonas verdes han de usarse adecuadamente, siguiendo siempre las directrices sanitarias, especialmente en esta fase de desescalada de la cuarentena por el Covid-19. Por ello, la FRAVM y A PIE apelan a la ciudadanía a emplear los espacios de esparcimiento con responsabilidad, recordando que en estos momentos son lugares para desplazarse, pasear y hacer deporte, no para sentarse y disfrutar de la quietud, y muchos menos congregarse con otras personas.

Por la salud de todos y todas, abran los parques y zonas verdes al uso ciudadano en condiciones de seguridad y distanciamiento interpersonal.

Por la caminabilidad de las ciudades, abran los parques y zonas verdes en condiciones de seguridad y distanciamiento interpersonal.

Imagen: AV Retiro Norte