Los sindicatos de enseñanza CCOO, UGT, CGT y STEM, las agrupaciones estudiantiles Frente de Estudiantes y Sindicato de Estudiantes, los Movimientos de Renovación Pedagógica, la FAPA Giner de los Ríos y la FRAVM vuelven a unir sus fuerzas para manifestarse el próximo martes contra el deterioro de nuestro sistema educativo, al igual que harán ese día cientos de colectivos sociales en ciudades de todo el Estado. En un comunicado conjunto, realizan un llamamiento a la población madrileña para sumarse a una protesta que se produce en un momento clave.

“Durante el periodo que ha durado el trabajo en la subcomisión formada en el Congreso de los Diputados para el Pacto Educativo, la LOMCE se ha seguido desarrollando según el calendario previsto, si bien algunos elementos de ella se han paralizado, como pueden ser las reválidas, pero que en cualquier momento se pueden volver a activar”, indican los colectivos en su nota. Además, “se sigue manteniendo el Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, que en la enseñanza está haciendo tanto daño impidiendo, por ejemplo, la incorporación inmediata de personal docente en casos de baja y ralentizándolo a diez días laborales afectando a la calidad educativa que recibe el alumnado, cuando al mismo tiempo se nos vende que estamos saliendo de la crisis”, apostillan.

“La aparición de la religión como asignatura evaluable -continúan-, incluso, recientemente, en segundo de Bachillerato, la apuesta por la red privada-concertada pagada con el dinero de todos, la falta de construcción de centros educativos públicos, la falta de mejora y ampliación de muchos de ellos, la construcción por fases, las pruebas externas que no hacen más que seguir potenciando la competitividad entre centros y distorsionar la evaluación continua, la falta de profesorado y de docentes especializados en la atención al alumnado de necesidades especiales, la apuesta por una segregación del alumnado que llega a crear centros-gueto, la falta de democracia y participación dentro de los centros y la elección de directores a dedo, con una apuesta por el falso bilingüismo obligando a los centros a adherirse al programa aunque no quieran y saltándose los propios requisitos establecidos por la Administración, todos estos ejemplos y muchos más que podéis ir añadiendo, son motivos más que suficientes para que salgamos a decir ¡YA ESTA BIEN! y que es el momento de ser oídos, tenemos que alzar la voz”, puede leerse en el comunicado.

“La pata social que defiende el sistema público debe ser escuchada, porque la escuela pública es de todos y todas y para todos y todas. Trabajemos juntos para hacer posible que el día 8 de mayo la manifestación tenga el éxito que le corresponde”, concluye la Plataforma Regional por la Escuela Pública, que ha hecho suyas las razones que recoge el clarificador documento La educación que queremos de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública.