Según los colectivos sociales de la campaña, el Ejecutivo de Cristina Cifuentes primero, y ahora el de Ángel Garrido, “están desmantelando el sistema de renta mínima en Madrid”. Los datos son tozudos: en abril de 2018 la Comunidad de Madrid abonó 1.100 prestaciones menos que en el mes anterior y 3.000 prestaciones menos que en enero de 2017. Además, la inversión en rentas mínimas ejecutada en el primer cuatrimestre de 2018 fue de 2.084.419,20 euros, una cifra menor a la ejecutada en el mismo cuatrimestre de 2017. ¿A qué responde este descenso del volumen de prestaciones? Desde luego, no a la disminución de las necesidades sociales. “¡Es el proyecto de los gobiernos de Cifuentes/Garrido!” Subraya la plataforma en un comunicado.

En el primer cuatrimestre de este año sólo una de cada cuatro resoluciones iniciales de la RMI significaron su concesión, cuando en 2017 lo fueron una de cada tres y en 2016 una de cada dos. ¡En 2017 ha habido 2.270 concesiones menos que en 2016, para igual número de resoluciones!, se queja la campaña RMI Tú Derecho. Además, entre 2016 y 2017 las suspensiones cautelares o por supuesto incumplimiento aumentaron en 1.200, con “pretextos” asombrosos o desconocidos para las familias afectadas y para las trabajadoras sociales municipales, “a las que los servicios de la Comunidad de Madrid ya no contestan llamadas”. “Ese oscurantismo ha complicado los procesos de alegación -continúa la red solidaria-, que en muchos casos superan los tres meses tras los que el Gobierno de la Comunidad de Madrid procede a la extinción de la RMI: si en 2016 eso pasó a 635 familias, en 2017 le ha pasado a 1.400”.

Para los colectivos sociales, “negar, suspender o quitar el único recurso de subsistencia de muchas familias causa sufrimiento social injustificado, con especial incidencia en familias cuya titular es mujer con responsabilidades familiares no compartidas (una de cada cuatro rentas mínimas)”. Es evidente que la actual gestión de la RMI pretende frenar la inversión en rentas mínimas y aparentar que “Madrid va bien” simulando que hay menos pobreza. Por el contrario, este modelo “aumenta la pobreza, especialmente la infantil, y contribuye a su feminización ensanchando la brecha de género”, sostiene la plataforma.

“¡Actúen para erradicar la pobreza, no la escondan bajo alfombras o en altillos! Y no mientan”, piden los grupos de lucha contra la pobreza a nuestros gobernantes, antes de recordarles que se atribuyeron haber hecho “durante todo el año 2017 aportaciones económicas por encima de los 381 millones de euros a hogares con bajos ingresos de la región”, algo que incluía descaradamente “más de 213 millones de euros destinados a pensiones no contributivas y otras ayudas económicas asistenciales”, a pesar de que las pensiones no contributivas son pensiones de la Seguridad Social que financian los Presupuestos Generales del Estado, aunque las gestionen las comunidades autónomas.

La plataforma de la campaña RMI Tú Derecho, que durante la mañana de hoy ha informado sobre el acceso a esta renta ante la Oficina de Atención al Ciudadano de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, pide a la Comunidad de Madrid que abandone sus prácticas “irregulares y abusivas” con la renta mínima e inicie una hoja de ruta de reforma del reglamento y la Ley 15/2001 de RMI, que tras 17 años de vigencia debe ser adaptada a las nuevas condiciones sociales y a los requerimientos de la Carta Social Europea”. Y a la ciudadanía, que “unamos fuerzas para poner fin a estos graves abusos. Pero también hagámoslo para conseguir un nuevo modelo de rentas mínimas más justo y suficiente”. Por todo ello nos manifestamos el martes 12 de junio a las 11:30 ante la sede del Gobierno autonómico. ¡Únete!