Esta mañana, Quique Villalobos, presidente de la FRAVM. Armando Rodríguez Ocaña, presidente de la Confederación de Comercio Especializado de Madrid (COCEM), la directora general de Comercio y Hostelería del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Díaz de Villegas Soláns, y María Pía Junquera Temprano, directora general de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid han presentado la campaña navideña de apoyo al comercio local La magia está en el Barrio. El Mercado de Antón Martín ha sido el escenario elegido, donde también han estado presentes miembros de asociaciones vecinales de la zona y de la gerencia del mercado.

Quique Villalobos, presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, entidad impulsora de la campaña, ha destacado la importancia de “las relaciones de ayuda mutua y buena vecindad entre las asociaciones vecinales y los comerciantes de los barrios, para que los barrios sigan vivos, activos y seguros”.

La campaña La magia está en el Barrio se une al trabajo continuado de la FRAVM y sus asociaciones vecinales en apoyo al comercio local ya que los comerciantes de los barrios forman parte del tejido del barrio y son actores muy importantes para la vida de la vecindad. Las tiendas cercanas, los negocios de los barrios, inciden en el valor de nuestras calles como espacios de participación y encuentro y contribuyen a que sean más vivos, dinámicos y seguros.

De hecho, el comercio de cercanía ha sido durante la pandemia, y también en otras situaciones de emergencia como la provocada por el temporal Filomena, un nudo importante en la movilización y reactivación de los barrios. Pero también la pandemia ha agravado la tendencia a abandonar a su suerte a los pequeños comercios. La necesidad de compra on line durante esas situaciones excepcionales ha conllevado que, una vez acabada la situación de emergencia, no se hayan revertido en su totalidad los nuevos hábitos de compra lo que ha afectado de manera fulminante al comercio local.

La ciudadanía ha adquirido nuevas maneras de vivir, nuevas maneras de relacionarse y también nuevas maneras de adquirir bienes y servicios, lo que acarrea graves consecuencias. Las razones que mueven a comprar a grandes proveedores amenazan a los pequeños comerciantes de los barrios. Así, muchas familias que sostienen negocios desde hace generaciones o vecinos con iniciativa que se atreven a abrir algunos nuevos, tienen que luchar con una competencia gigantesca,que en muchos casos los engulle y acaba con ellos.

 

Según una estimación de COCEM, la Comunidad de Madrid registra una pérdida de comercios de proximidad a razón de 500 anuales. La Confederación de Comerciantes sostiene que “se puede hablar de al menos un 40-50% de pérdidas a excepción de alimentación y electrodomésticos que han aguantado mucho mejor por las necesidades de consumo”.

El comercio de la Comunidad de Madrid, compuesto por un total de de 64.176 establecimientos minoristas, experimenta sin embargo desde hace meses una recuperación relativa, lo que se traduce en cierto optimismo y esperanza.

Es una realidad que el comercio de proximidad poco a poco se está adaptando a los cambios del mercado con procesos de digitalización e incorporando nuevos canales de venta, sin perder la relación con el consumidor que tan importante es para nuestro modelo de ciudad.

Consumo responsable

La campaña de la FRAVM, La magia está en el Barrio, apela directamente a la responsabilidad de la ciudadanía a la hora de consumir ya que son muchas las razones para apostar por el comercio de cercanía. Comprar en el barrio conlleva prosperidad económica en el entorno así como una redistribución de la riqueza. Los comercios de cercanía son además generadores de empleo cercano y dan identidad al barrio contribuyendo a su visibilidad y mejorando aspectos como la limpieza y la buena imagen, lo que provoca que aumente su importancia como espacio de socialización de los vecinos y vecinas.

El lema de la campaña que hoy se ha presentado, La magia está en el Barrio, pretende reforzar el protagonismo del comercio local mediante la idea de que aunque la magia de los regalos viene de Oriente quienes nos la traen son los comercios cercanos, las tiendas del barrio.

Puedes descargarte los carteles e imágenes de la campaña en el siguiente enlace ->->