“Poco ha tardado el Gobierno de Leganés –PSOE-Más Madrid– en valorar las 87 alegaciones presentadas por las asociaciones vecinales y otros colectivos sociales de la ciudad”. De esta manera arranca la nota hecha pública ayer por la federación hermana. Y continúa: “Desde que gobierna Santiago Llorente se ha venido diciendo que muchos de los servicios que no funcionan en la ciudad, era porque no estaban en los presupuestos y que la oposición no permitía aprobar otros presupuestos o hacer modificaciones presupuestarias. Ahora lo que se lleva es echar la culpa por la mala gestión a funcionarios habilitados. La ciudadanía estábamos esperando, con esperanza, la propuesta de presupuestos para el año 2021 entendiendo que iban a recoger muchos de los asuntos que han estado en el debate de la ciudad en los últimos años: mantenimiento de la ciudad, recogida de basura, Escuela de Música, dotación de Escuelas Infantiles, recursos y personal de servicios sociales, comedor y albergue social, rehabilitación de viviendas, carril bici, centros cívicos en los barrios, mejora de los servicios públicos, ayudas a familias como consecuencia de la crisis social…”

Pero la propuesta de presupuestos que aprobó inicialmente el gobierno municipal, con los votos de Cs, no recogía ninguna de estas mejoras. Por eso, no es de extrañar que en el periodo que la ley permite efectuar propuestas de modificación , se han registrado más de 30 documentos de personas físicas, organizaciones sociales (vecinales, educativas, pensionistas, de salud…), sindicatos y partidos políticos, con unas 100 alegaciones/propuestas concretas de mejora de estos presupuestos. 48 propuestas han sido presentadas por distintas asociaciones vecinales y más de 20 por otras organizaciones sociales y sindicales, además de las 17 presentadas por personas físicas de manera individual. “Son las mismas de las que venimos hablando durante los últimos años, recogiendo las quejas de las vecinas y vecinos y que han sido motivo de movilizaciones hasta la pandemia”, aclara la FLAVL.

“Que el gobierno local desoiga todas y cada una de estas propuestas dice mucho de lo poco que le importa la calidad de vida de las vecinas y vecinos en nuestra ciudad. Parece que ellos tienen claro en qué gastar el dinero público sin tener en cuenta a la ciudadanía que paga sus impuestos y que tiene derecho a participar en la construcción de un modelo de ciudad para vivir mejor”, indica en su nota la federación, antes de continuar de la siguiente manera: “Ya habían desoído las alegaciones a los impuestos municipales en la que se proponían bonificaciones y ayudas a familias y pequeño comercio. Priorizan una rotonda de 10 millones en un polígono industrial a un albergue social, o a dotaciones culturales en los barrios, o a servicios educativos de calidad, o… a cualquiera de las 87 propuestas de las organizaciones sociales y por los vecinos. No consideran NADA”.

Por otro lado, “muchas de estas propuestas habían sido defendidas por algún grupo de la oposición que, ahora, se sienta en la misma mesa del Gobierno para aprobar unos presupuestos en contra de los compromisos que había adquirido con los representantes de algunos colectivos. Estamos hablando de Ciudadanos, un partido que ya está participando en el gobierno –el gerente de EMSULE está propuesto por ellos-, en el ámbito del urbanismo del “ladrillo”, y ahora da otro paso aprobando unos presupuestos en contra de todos los compromisos que había asumido con colectivos como los de la Escuela de Música, el CAID y las Escuelas Infantiles, y ahora los deja con el “culo al aire””, apostilla la federación vecinal.

“Mucha casualidad -continúa- que las dos únicas alegaciones aprobadas por el gobierno son las presentadas por Ciudadanos, alegaciones, por cierto, que sólo atienden a fines partidistas: 100.000€ en publicidad y 150.000€ para “empresas”, ¿a qué empresas se están refiriendo? Para esta federación Ciudadanos no son de fiar, se han reído de la gente y han demostrado, que al igual que el PSOE y Más Madrid, les importa un bledo la gente y esta ciudad. Pero ya anunciamos que estamos preparado movilizaciones que iniciaremos en el mes de marzo con el objetivo de sensibilizar sobre las necesidades de la ciudadanía en un escenario de pandemia y de crisis (grave) social”, concluye la entidad.