Se trata de menús de cocido madrileño que buscan aliviar una de las comidas de estas fechas, un pequeño gesto de solidaridad entre vecinos y vecinas que se unirá a otros muchos que en estos días despliegan las 290 agrupaciones que forman parte de la federación.

19 asociaciones y redes vecinales han recibido los 4.000 menús de la FRAVM en paquetes envasados al vacío. Se encuentran en los distritos de Usera, Puente de Vallecas, Arganzuela, Centro, Ciudad Lineal, Latina, Moratalaz, Fuencarral-El Pardo, Carabanchel, Tetuán y San Blas Canillejas. A partir de mañana, procederán a su reparto entre las familias con necesidades que se encuentran en sus canales de solidaridad.

Por otro lado, la federación vecinal continúa el reparto de las 600.000 mascarillas quirúrgicas procedente de una donación de Redpop, compañía de distribución de material de protección individual, y del grupo Aikon Logist, especializado en logística y transporte. La entidad ciudadana recibió el pasado 20 de octubre el primer lote de esta importante aportación solidaria y desde entonces lo ha repartido entre decenas de asociaciones y redes vecinales de toda la comunidad autónoma, que a su vez se lo han hecho llegar a sus familias más necesitadas, así como a alumnos y alumnas vulnerables de los centros educativos de sus barrios y pueblos y a entidades que en estos territorios luchan contra la pobreza y la exclusión social.

En este marco, por poner un ejemplo de este movimiento de solidaridad vecinal, ayer por la tarde la Despensa Solidaria y Red de Apoyo Mutuo de San Fernando de Henares retomó sus repartos de alimentos y productos de primera necesidad para hogares vulnerables del municipio. En sus cestas incluyó 4.000 mascarillas de la donación de la FRAVM.

Con estas modestas acciones, la federación continúa dando cobertura y apoyo al extraordinario movimiento de solidaridad que se puso en marcha en los barrios y municipios de nuestra región durante el primer confinamiento de la pandemia de la Covid-19, y que ha ayudado y continúa haciéndolo a decenas de miles de familias madrileñas con el fin de que ninguna de ellas se quede atrás en la actual crisis.