Estas tres asociaciones se ubican en aquellos barrios que sufrieron más de cerca el zarpazo de terrorismo yihadista aquella fatídica mañana del 11 de marzo de 2004, lugares donde los trenes fueron explosionados. En palabras de la Asociación 11M de Afectados por el Terrorismo “desde el primer minuto de la explosión de las bombas y hasta el día de hoy, [estas entidades] nos han apoyado de forma incondicional en el que es nuestro lema: conocer la verdad, la necesidad vital de conseguir justicia y reparación y el firme propósito de construir la memoria y trabajar por la paz”.

El presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, participó en el acto junto a representantes de los tres colectivos vecinales que recogieron el galardón. Todos ellos forman parte desde hace décadas de la federación. Enhorabuena a las tres entidades hermanas por este merecido reconocimiento. Sois un orgullo para el movimiento vecinal.