Corría el mes de junio de 1979 cuando un grupo de vecinas y vecinos se daban cita y firmaban el acta de constitución de la Asociación General de Vecinos Cabezas de Familia de Coslada, una fórmula legal que habían adoptado en no pocos barrios y municipios de la región para reivindicar los equipamientos y servicios públicos más elementales y luchar, al tiempo, por la democracia y el reconocimiento de los derechos de ciudadanía. Poco después, el 17 de noviembre, registraban el acta en la Delegación Provincial de Asociaciones del Movimiento.

Tomás Arcos, vicepresidente de la asociación vecinal Fleming de Coslada, subraya que ‘hace 40 años, con las limitaciones a la libertad impuesta por la dictadura, los promotores del movimiento vecinal fueron impulsores de un derecho del que hoy todos disfrutamos. Por eso queremos aprovechar la celebración de este aniversario para dar las gracias a quienes se enfrentaron con la dictadura y abrieron una puerta a las primeras libertades ciudadanas y para recuperar la memoria de todos aquellos que de forma solidaria y altruista dedicaron su vida a mejorar la sociedad y las condiciones de vida de sus vecinos y sentaron las bases para garantizar la participación de la ciudadanía en la gestión de los asuntos públicos de nuestros pueblos y ciudades’.

Arcos recuerda, asimismo, que ‘los ciudadanos que promovieron esta asociación buscaban que su pueblo fuera un lugar digno, saludable y a la vez un lugar libre. Tenían claro que tenían que luchar contra la dictadura de Franco y contra las injusticias de su régimen y participaron y pelearon por la transición a la democracia. Su importancia en aquellos años -subraya- es incuestionable y vital para muchos de los cambios que la sociedad estaba pidiendo y necesitando’.

Este sería el embrión de la que después, en 1977, pasaría a ser la Asociación de Vecinos Fleming, la primera asociación vecinal de Coslada, pionera del movimiento vecinal de la localidad. Luego vendrían otras, una por cada barrio, además de multitud de asociaciones culturales, sociales…

Arcos ha querido agradecer a ‘Ángel, a Miguel, a Juan y a Félix, a Manuel, a Sebastián, a Moisés, a María José, a Manolo, a Paco, a Juan, a Carmen y a un larguísimo etcétera de vecinos y vecinas de la Fleming que han hecho posible estos 40 años y que mantienen vivo el movimiento vecinal en Coslada’. Todos ellos están invitados a los actos de celebración de los 40 años de vida de la entidad, que se desarrollarán entre los días 14 y 18 de diciembre en el centro cultural La Jaramilla y de la que la asociación dará la oportuna información en próximas semanas.