Tras el concurrido encuentro que tuvo lugar el pasado 26 de enero esta tarde la Plataforma por la Educación Pública de Vicálvaro, que agrupa a las AMPAs, profesionales y asociaciones vecinales del distrito, sacará a la calle su malestar por la preocupante situación de la enseñanza en la zona. Las entidades sociales denuncian “la masificación que se está produciendo en los IES Valdebernardo y Villablanca, a la vez que se cierran aulas en el IES Joaquín Rodrigo”. Esto se explica porque los dos primeros son centros que participan en el programa bilingüe: “como todos los colegios de Infantil y Primaria del distrito, excepto el CEIP Alfonso X, son bilingües, resulta lógico que los padres y madres quieran que sus hijos continúen con la misma enseñanza. Eso va en detrimento del IES Joaquín Rodrigo, que aún no es un centro bilingüe,y que lleva solicitándolo en los últimos años” aunque sin éxito.

Según los datos de alumnos que manejan las entidades promotoras de la protesta, la situación es tan alarmante que “si no se toman medidas de forma inmediata, en pocos años, los alumnos se verán obligados a elegir entre estudiar fuera del barrio o marcharse a la escuela concertada”, un hecho que afectará a todos los barrios del distrito de Vicálvaro: Casco Histórico, Valdebernardo y Valderrivas.

La plataforma por la escuela Pública de Vicálvaropedirá esta tarde que la Comunidad de Madrid de una respuesta inmediata al caos de escolarización que sufre el distrito, algo que pasa por lograr los siguientes objetivos: la inclusión del IES Joaquín Rodrigo en el programa bilingüe para el curso que viene, la ampliación (“siempre prometida y nunca realizada”) del IES Villablanca, lo que aportaría unas 300 plazas más al barrio y la construcción de un nuevo centro de Secundaria y Bachillerato, pensando en la llegada de nuevos vecinos del recién inaugurado barrio de El Cañaveral.