Desde hace varias semanas, la A.V. Cornisa lleva denunciando los problemas de inseguridad generados por la conducta incívica de miles de visitantes que todos los fines de semana ocupan el parque de Pradolongo. Pedro Taravilla, portavoz de la asociación, señala que el desmesurado consumo de alcohol está detrás de las agresiones que han provocado seis heridos de gravedad, un problema que no se soluciona con las medidas adoptadas tras la concentración que los vecinos protagonizaron el pasado 12 de septiembre y que se reduce a la presencia puntual de policía los fines de semana.

Los vecinos reivindican la elaboración de un Plan Director de Seguridad consensuado con las entidades vecinales que contemple medidas integrales para garantizar la convivencia, para lo cual convocan una marcha que partirá esta tarde desde la plaza del Pilón hasta la sede de la Junta Municipal de Usera, donde se celebra el Pleno de la Junta.