Quince entidades ciudadanas de Puente y Villa de Vallecas denuncian la situación de indefensión de sus vecinos ante el robo sistemático del cableado eléctrico en numerosas calles, edificios escolares y espacios públicos con los consiguientes daños a la iluminación, suministro y seguridad de estas zonas.Las asociaciones de vecinos denuncian la incapacidad del Ayuntamiento de Madrid y su total pasividad ante la creciente oleada de robos del cableado eléctrico de la iluminación de numerosas zonas de ambos distritos. Aunque los vecinos han señalado las zonas, la forma de operar de los delincuentes e incluso los lugares donde se sospecha que limpian el cable para extraer el cobre y lo almacenan para su posterior venta, el Ayuntamiento no ha hecho nada.

El problema es de tal gravedad que el Colegio Público Palomeras Bajas ha tenido que suspender su servicio de comedor y de calefacción por falta de suministro eléctrico. Algunas de las zonas que están sufriendo esta situación son: El Pozo (calles Ronda del Sur, Padre Llanos, Joaquín Garrígues, Cabo Machichaco, Camino Tomateros, Vecinos del Pozo, Cooperativa Eléctrica, avenida. de la Glorieta, la zona deportiva); Palomeras (Calle Villalobos, Parque Miguel Hernández, Parque Payaso Fofó, Andaluces, Rafael Alberti…); Fontarrón (Calle Ahijones, El Bosco, Marismas, vía de servicio Carretera de Valencia); Puente de Vallecas (Calle Río Orinoco), Villa de Vallecas (calles Antonio Maria Segovia, Enrique de Mesa, Enrique Martínez Olmedilla), entre otras.

Por la mañana desconectan los registros en las zonas donde quieren operar vestidos de operarios para, por la noche, arrancar de cuajo toda la línea eléctrica subterránea valiéndose de la tracción de un coche. Posteriormente pelan los cables y extraen el cobre para su venta.

Las Asociaciones de Vecinos exigen al alcalde que ordene a la Policía Municipal que proteja los bienes públicos y persiga a los ladrones para poner fin a un problema que afecta a los distritos de Villaverde, Usera, Carabanchel.

Igualmente exigen a la Delegación de Gobierno la persecución de esta nueva forma de delincuencia que crea alarma social, deteriora la convivencia y provoca inseguridad ciudadana. Por último denuncian que mientras se está iluminando de forma extraordinaria amplias zonas de la ciudad, se condena a miles de vecinos “que religiosamente pagamos nuestros impuestos a unas Navidades a oscuras, indignas de una ciudad que se dice desarrollada y que pasa por ser el prototipo de ciudad iluminada, abierta, moderna y participada”.

Por todo ello advierten de que “si en el plazo de una semana no se han restablecido el suministro en nuestras calles, plazas y colegios y detenido a los ladrones esta Coordinadora iniciará las medidas legales oportunas exigiendo al Ayuntamiento de Madrid y a su alcalde la correspondiente indemnización por los daños y perjuicios ocasionados. El Ayuntamiento, al que pagamos para garantizar los servicios públicos ciudadanos, es el responsable último de esta situación”. La Coordinadora ha previsto ponerse en contacto con el resto de barrios afectados e iniciará una serie de actos de protesta que lleven ante el Ayuntamiento, el Sr.Gallardón y el centro de Madrid la expresión del cabreo generalizado de los vecinos de Puente y Villa de Vallecas.