La marcha, que saldrá del número 1 de Castrillo de Aza (junto a la Estación de Cercanías), realizará el recorrido siguiente: avenida de Santa Eugenia, calle Puentelarrá, Avda. del Mediterráneo, calle Fuentespina y avenida de Santa Eugenia.

Los vecinos de este barrio de 30.000 habitantes vuelven a la carga ante la pasividad de las administraciones. A pesar de haber recogido 12.300 firmas, las cuales registraron en la Asamblea de Madrid el pasado 17 de octubre y nueve días después en el Ayuntamiento de la capital, las entidades ciudadanas sólo han obtenido hasta la fecha “la callada por respuesta”, en palabras de Marisa García, portavoz de la AV La Colmena.

La llegada del metro al barrio es una demanda vecinal que tiene más de 35 años de historia. Pero ahora, por si fuera poco, los vecinos acusan un deterioro del servicio de autobuses. Por ello, durante la marcha, las asociaciones también recogerán firmas para exigir que el autobús 145 vuelva a realizar el recorrido de antaño, pues ha dejado sin servicio a un buen número de vecinos. El 145 era un bus lanzadera que enlazaba el barrio con Conde de Casal. Pero desde que hace unos meses la Empresa Municipal de Transporte decidiera alargar su recorrido hasta el PAU de Vallecas, “la mitad del barrio se ha quedado sin su servicio” afirma la portavoz. La supresión de numerosas paradas, se queja García, ha afectado además “a los vecinos que se encuentran más alejados de la Estación de Cercanías, que viven a quince minutos de ésta”.

Aunque el servicio de autobuses mejorase, este medio de transporte no es una solución eficaz para garantizar las comunicaciones de nuestras vecinas y vecinos con el centro de la capital ya que “la A3, la principal vía de acceso a Conde de Casal, está siempre colapsada en hora punta, sobre todo después de la construcción de miles de viviendas en Arganda del Rey, Rivas, Valdebernardo y el PAU de Vallecas, una situación que se agravará, más aún si cabe, al término del desarrollo del barrio de Los Berrocales. Por eso, entendemos que el metro es una solución más rápida, menos contaminante y más económica, porque con el metro sólo necesitaremos comprar un billete frente a los dos que necesitamos ahora”, insiste García.

Santa Eugenia se encuentra situado entre las líneas 1 y 9 del suburbano. Los vecinos proponen “la creación de un nuevo ramal que conecte con la línea 6 en Conde de Casal y que recorra el trayecto de la autopista A3 hasta Santa Eugenia, dando así servicio no sólo a los vecinos de nuestro barrio, sino también a otras zonas que, como nosotros, se han quedado mal comunicadas. El ramal partiría de Conde de Casal y tendría paradas en los barrios que confluyen en la calle El Bosco (entre los que se encuentran la Colonia Fontarrón, Colonia de las Marismas, Colonia Blanca, etc.), la Universidad Politécnica, el hospital de Vallecas (actualmente sin acceso a ningún transporte público) y finalizaría en Santa Eugenia”.