La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid acordó, el pasado 8 de julio, aprobar el Proyecto Inicial de modificación de la Ordenanza de Movilidad para la Ciudad de Madrid abriendo un período de información pública y presentación de alegaciones que finaliza el próximo 9 de agosto.

“Lo primero que nos ha sorprendido -denuncia Mª Carmen Lostal, responsable de Movilidad de la FRAVM- es que muchos de los trabajos y propuestas elaboradas de forma conjunta por los agentes sociales y la Administración en la Mesa de la Movilidad, creada precisamente a tal efecto, no han sido recogidas en la nueva Ordenanza”.

En las alegaciones que la Federación vecinal registró hoy, la organización solicita, en primer lugar, la ampliación del periodo de presentación de alegaciones, al menos, hasta finales de septiembre. Añade la sentida reivindicación vecinal de que la implantación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) no se extienda a los cascos históricos de Carabanchel Alto, Carabanchel Bajo, Fuencarral y Hortaleza.La Federación vecinal pide, asimismo, la elaboración de que la ordenanza recoja el compromiso del Ayuntamiento de Madrid de poner en marcha el Plan Director de Vías Ciclistas dentro de unos plazos razonables reservando para su ejecución las correspondientes partidas presupuestarias.

Por último y, toda vez que en Madrid la contaminación atmosférica supone un problema de primera magnitud, la FRAVM pide que la Ordenanza fije unos plazos razonables para la renovación del parque automovilístico, empezando por la flota municipal y los medios de transporte públicos, adecuándolos con combustibles no fósiles y menos contaminantes.