Al acto, que fue convocado por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Leganés, acudieron dos concejales del Ayuntamiento de la localidad y algunos médicos del hospital Severo Ochoa.

Con el acto de ayer y los organizados el día anterior (una concentración y una charla), Leganés, según las asociaciones vecinales, revindica ‘el derecho que todas y todos tenemos a una sanidad pública de calidad, denunciando la privatización de los centros de Atención Primaria y en defensa de los 10 minutos por pacientes’. A la vez se denunció, entre otros aspectos, el desmantelamiento al que ha sido sometido el hospital Severo Ochoa con la apertura de nuevos hospitales, reduciendo 61 de los profesionales; por lo que se exigió a la CM la reposición de éstos, la creación de una Unidad de Cuidado Paliativos y el reestablecimiento de los servicios de Salud Mental, junto con la restitución inmediata de las/os profesionales que han sido apartados de sus puestos por acusaciones falsas, que los tribunales han desmentido. Igualmente se rechazó la condición de Hospital Universitario al servicio de una Universidad Privada.