La Asociación de Vecinos Independiente Butarque y la Asamblea Vecinal de Perales del Río-Getafe se han dirigido a las Administraciones Públicas para exigir un trabajo coordinado, que sea más efectivo contra el aumento alarmante de mosca negra.

En los últimos años, las mordeduras de mosca negra están suponiendo un problema de salud pública, por los efectos que produce. Hinchazones, ulceraciones, infecciones… que necesitan antibióticos, corticoides o antihistamínicos, son las consecuencias de esta situación, que se agrava cada año.

Por eso se han dirigido a las siguientes administraciones para exigir un trabajo coordinado, mantenido en el tiempo y contando con las entidades ciudadanas:

  • Ayuntamientos de Madrid, Getafe, Rivas Vaciamadrid.
  • Confederación Hidrográfica del Tajo
  • Consejería de Medio Ambiente-Comunidad de Madrid
  • Canal de Isabel II

Está demostrado que si no hay coordinación en las actuaciones y tratamientos contra la mosca negra, la eficacia es muy limitada y por ello solicitan la creación de una mesa con todas las partes implicadas para hacer un seguimiento a la problemática y buscar soluciones.

De hecho, en la legislatura anterior se formó una comisión de seguimiento con el Ayuntamiento de Madrid que el actual equipo de Gobierno, con Borja Carabante a la cabeza, nunca quiso convocar, optando por fumigaciones y otras medidas que están resultando ineficientes como demuestran las fotografías tomadas en los últimos días.

Las entidades vecinales esperan una respuesta positiva por parte de todas las administraciones y que se puedan comenzar a tomar medidas encaminadas a no repetir la situación actual en años posteriores.

Enlace a fotografías